Los evacuados del Ferry de Balearia encallado en Dénia: «No sabíamos como íbamos a salir de allí»

Los evacuados del Ferry de Balearia encallado en Dénia: «No sabíamos como íbamos a salir de allí»

Decenas de pasajeros tuvieron que pasar la noche en el hall de la estación marítima al no encontrar una habitación de hotel para dormir

B. O.DÉNIA

«Oímos un ruido fuerte y notamos un movimiento un poco más brusco de lo normal, pero no nos pusimos nerviosos hasta que vimos a la tripulación ponerse los chalecos y decirnos que hiciéramos lo mismo». Así ha explicado esta mañana una pareja inglesa su vivencia en el ferry que esta noche ha quedado encallado cuando se disponía a entrar en el puerto de Dénia.

La embarcación volvía de Ibiza y los dos británicos, viajaban junto a una niña de 7 años, «al principio estábamos los tres muy nerviosos porque no sabíamos si el barco había sufrido muchos daños, ni cómo íbamos a salir de allí». Pocos minutos después, han comentado, la tripulación les informó de que se había organizado un dispositivo de rescate y una embarcación de Salvamento Marítimo iba a llevarlos a tierra firme. Ya en la estación, buscaron un sitio para pasar la noche, pero no encontraron nada, tuvieron que dormir junto a sus macutos en el hall, como hicieron muchos de los pasajeros.

Un rescate que duró «más de tres horas», ha señalado una joven de Onil que también viajaba con su pareja y su bebé. Pese a que no sintieron miedo, la pareja ha criticado cómo les han rescatado: «tan solo han utilizado una embarcación, salíamos del barco de 30 en 30, se nos ha hecho eterno». Ha apuntado, además, que su bebé «estaba muy nervioso, hacía mucha calor y además le tuvimos que poner un chaleco salvavidas que no era de su talla, era mucho más grande». Al igual que en otros 70 casos, la pareja tuvo que dejar en el barco su vehículo, «con cosas que no nos dejaron sacar y que necesitábamos, como la sillita del bebé, hemos tenido suerte de que tenemos familia cerca».

Tampoco pasó miedo Jose Ignacio, un vecino de Palma que viajaba hasta la península «porque estoy de mudanza». Según ha explicado, «en todo momento nos han informado de qué debíamos de hacer para salir del barco, la evacuación ha sido perfecta. Pero otra cosa ha sido al llegar a la tierra firme. He tenido que dormir en un banco porque no había forma de encontrar una habitación de hotel ni en Dénia ni en ningún municipio de alrededor. Tampoco nos han explicado cuando y como podremos recuperar nuestros vehículos». Este vecino de Palma, debía partir con urgencia «para seguir con la mudanza», desde Baleària han realizado las gestiones pertinentes para que pudiese coger un coche de alquiler. La mercantil también ha puesto a disposición de los pasajeros dos autobuses con dirección a Valencia y Alicante; y paradas en distintos puntos a lo largo del trayecto.

Más información del accidente del ferry

A mediodía todavía quedaban algunas personas evacuadas, «intentaremos gestionarles algún medio de transporte para que lleguen a sus destinos», ha apuntado un operador de la compañía naviera. También trabajaban a destajo en facturación, había que atender a una inmensa cola de pasajeros que tendrían que haber subido al ferry que, a esta hora todavía sigue encallado en la escollera. «Nos están reubicando en otros barcos, pero ya hemos perdido aquí todo el día», apuntaban algunos.