Salvamento Marítimo ha desplegado la barrera anticontaminación de manera preventiva

Casi 400 personas fueron evacuadas tras encallar el ferry en la escollera del puerto de Dénia. /EFE
Casi 400 personas fueron evacuadas tras encallar el ferry en la escollera del puerto de Dénia. / EFE

Esta medida se ha activado «a pesar de no haberse vertido ningún combustible», informa la compañía de la embarcación

LAS PROVINCIAS

El ferry que encalló este viernes por la noche ha provocado la evacuación de casi 400 pasajeros que iban a bordo. Sus pertenencias han sido entregadas pero muchos de ellos llevaban su vehículo a bordo. La empresa Balèria ha emitido un comunicado en el que informa de las labores de evacuación, reubicación y devolución de los turismos.

Tal y como rocoge la compañía, el fast ferry 'Pinar del Río' que procedía de Palma e Ibiza, encalló este viernes a las 23:20 en la escollera del puerto de Dénia sin daños personales para ningún pasajero ni tripulante. En el buque viajaban 393 pasajeros y 70 vehículos.

Según la empresa, «todos los pasajeros salieron ilesos y fueron evacuados con las embarcaciones de Salvamento Marítimo, Guardia Civil del Mar, Práctico de Dénia y el remolcador de Baleària».

Además, Balèaria ha informado que desde primera hora de este viernes, Salvamento Marítimo ha desplegado la barrera anticontaminación de forma preventiva, aunque «no se produjo ningún vertido de combustible».

Para los pasajeros con vehículo a bordo, que no pudieron ser desembarcados, Baleària ha habilitado dos autobuses, uno con destino a Valencia y otro a Alicante, con paradas ambos en distintas poblaciones. La compañía ha comunicado que se mantendrá en contacto con aquellos que aún tienen el vehículo a bordo para informarles de cuando podrán retirarlo. El resto de pertenencias a bordo de los pasajeros sí que han podido ser entregadas a los mismos.

La naviera ha asegurado a través de este comunicado que aquellos clientes que iban a viajar con el ferry entre este viernes y los próximos días en la ruta Dénia-Ibiza-Palma serán reubicados en los buques Cecilia Payne, Ramon Llull y Marie Curie.

Hasta el momento, la embarcación se encuentra a la espera de la evaluación de los daños por parte de una empresa de servicios subacuáticos para poder llevar a cabo el plan de reflotamiento del barco y trasladarlo a puerto.