Dénia y Xàbia suspenden las clases también para mañana

Dénia y Xàbia suspenden las clases también para mañana
LP

Desde el consistorio recomienda no salir de casa «si no es estrictamente necesario»

B. O.

La previsión meteorológica prevista para mañana en la Marina Alta, donde se esperan fuertes precipitaciones a lo largo del día, ha propiciado que los consistorios de Dénia y Xàbia tomen la decisión de suspender las clases también mañana viernes. Desde el ejecutivo dianense informan que también se cancelan todos los eventos deportivos, puesto que los recintos permanecerán cerrados. También se han suspendido las jornadas de guitarra cuyo arranque estaba previsto hoy.

Ante la alerta roja y nivel de preemergencia previstos para mañana, desde el consistorio dianense recomiendan no salir de casa, «si no es estrictamente necesario».

La climatología se complicará para mañana, pero ahora el temporal está dando una tregua en la capital de la Marina Alta, donde por el momento no llueve y las rachas de viento son mínimas. Los operarios se apresuran a reparar los daños ocasionados por el pequeño tornado de la pasada madrugada.

Otro de los municipios que también está haciendo recuento de los desperfectos tras el paso del primer temporal es Calp. En la playa de Levante las fuertes rachas de viento han arrancado lavapiés y han afectado a los accesos de la playa. Además se ha producido la caída de varios árboles en la calle Castellón y la avenida Jaume I.

A las 2 horas de la pasada madrugada Protección Civil Calpe procedió a cerrar el acceso del barranco del Quisi y su acceso a la altura de la depuradora de Aguas Residuales. Las avenidas Rumanía y Polonia se han cerrado al tráfico rodado por el cúmulo de agua en la vía.

La alcadesa, Ana Sala se ha desplazado a la zona de la playa de Levante para comprobar los desperfectos que serán arreglados en cuanto cese la luvia. El albergue provisional abierto por Cruz Roja Calpe en el aula cedida por el Ayuntamiento en la avenida de Ifach 9 continuará abierto hoy y mañana.

Más sobre la gota fría de la Comunitat