El ministro del Interior de Alemania quiere renunciar por sus diferencias con Merkel sobre la migración

El ministro del Interior alemán y presidente del partido Unión Social Cristiana Alemana (CSU), Horst Seehofer. /Efe
El ministro del Interior alemán y presidente del partido Unión Social Cristiana Alemana (CSU), Horst Seehofer. / Efe

Seehofer también prevé dejar la presidencia del partido

COLPISA / AFP

El ministro alemán del Interior, Horst Seehofer, anunció este domingo su intención de dimitir debido al conflicto sobre los migrantes con la canciller Angela Merkel, haciendo planear la duda sobre el futuro del gobierno de coalición. Seehofer, de 68 años, manifestó su intención de renunciar durante una reunión a puerta cerrada de su formación política, la CSU, en Múnich que continuaba la noche de este domingo, indicaron fuentes cercanas a la formación.

También prevé dejar la presidencia del partido, miembro de la frágil coalición gubernamental alemana, formada por la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y los socialdemócratas. Seehofer «quiere dimitir de su puesto de ministro y de presidente del partido» porque considera que «no tiene el apoyo» necesario, indicó una de estas fuentes.

No obstante, algunas figuras cercanas en el seno de la CSU aún intentan convencerlo de que de marcha atrás en su decisión de renunciar antes de que hable ante la prensa más tarde, precisaron estas fuentes.

En caso de que la renuncia se haga efectiva, aún es incierto cuáles serán las consecuencias para el futuro del gobierno alemán. Si el partido del ministro abandonara la coalición de gobierno, eso privaría a la canciller de la mayoría de diputados y hundiría el país en una gran crisis política.

La CSU lleva varias semanas presionando a Merkel para que acepte su plan de rechazar en la frontera a los solicitantes de asilo que ya estén registrados en otros países o para que alcance acuerdos europeos que tengan el mismo efecto. Este domingo 1 de julio se cumplía la fecha límite impuesta.

Angela Merkel se opone a los rechazos en la frontera, al considerar que se podría crear «un efecto dominó» en Europa. La jefa del gobierno alemán obtuvo la noche de este domingo en Berlín el apoyo casi unánime de las instancias dirigentes de su partido, la CDU. Estas rechazaron en una moción cualquier decisión «unilateral» nacional para rechazar a los migrantes y apoyaron los esfuerzos de la canciller para negociar soluciones europeas sobre la política de asilo.

Fotos

Vídeos