Vecinos de Moncada denuncian la falta de limpieza y mantenimiento en Masías

Contenedores rotos y acumulación de basura en una de las avenidas de Masías. / lp
Contenedores rotos y acumulación de basura en una de las avenidas de Masías. / lp

Esta situación de abandono urbano genera suciedad, malos olores, la proliferación de plagas e insuficiencia lumínica

VANESSA HERNÁNDEZ MONCADA.

La falta de mantenimiento urbano en vías públicas y parques, la escasa limpieza, el deterioro de los contenedores y la insuficiencia lumínica son las principales quejas que la Asociación de vecinos de la zona de Masías transmitió al Ayuntamiento de Moncada. Según el presidente de esta agrupación, Francisco Gimenez, es «urgente» revertir este abandono y, para conseguirlo, «necesitamos la colaboración y el compromiso del Consistorio para llevar a cabo estas mejoras municipales».

Gimenez aseguró que estas deficiencias se pusieron en conocimiento de la alcaldesa de Moncada, Amparo Orts, y del concejal de Obras y Servicios, Martín Pérez, el pasado 2 de octubre en una reunión. Sin embargo, las semanas avanzaron y, según fuentes de la asociación vecinal, no recibieron ninguna respuesta por parte del ejecutivo local. Por este motivo, Giménez le recordó a Martín el compromiso que adquirió el Ayuntamiento en la reunión y le subrayó los problemas detectados que son de «urgente solución».

Orden de prioridades

La escasa limpieza es el punto más negro de las propuestas redactadas por la Asociación. Dentro de esta reclamación municipal, los vecinos se quejan de varios contenedores rotos, del mal olor que genera este abandono y de la proliferación de plagas. «La aparición de cucarachas está siendo alarmante, esta situación puede suponer un riesgo para la salud pública», subrayaron. Por este motivo, además de solicitar al Ayuntamiento un plan de actuación para solventar estas deficiencias, exigen que se «cumplan» sin más demora las medidas municipales que necesita esta urbanización. En esta línea, reclamaron al Ayuntamiento una campaña de sensibilización ciudadana para mejorar la limpieza y el cuidado de las calles y zonas comunes.

El área de actuación comprende la Avenida LLoma del Colbi y adyacentes y la Zona Ciudad de la Pilota. Como exigencia, solicitaron al Gobieno control policial para evitar comportamientos nocivos y la aplicación de sanciones. Según los residentes de la zona, son ellos los que llevan tiempo gastando importantes cantidades de dinero para erradicar esta situación. No entienden por qué tienen que pagar impuestos como zona residencial y les tratan como a un «poblado chabolista», afirmaron.

No obstante, según dichas fuentes, esta semana los técnicos municipales cambiaron «de manera provisional», los cabezales de las farolas para poder retirar las bombillas LED. Según uno de los miembros de la asociación, esta sustitución es «imprescindible» porque la mala calidad y la escasa potencia de las actuales bombillas, «no garantiza la seguridad vial de los vecinos.

Más

 

Fotos

Vídeos