Benicalap revive el fervor del pueblo que fue

Las imágenes de San Roque, la Virgen de los Desamparados y el Cristo de la Pasión al finalizar la procesión en Benicalap./Jaume Lita
Las imágenes de San Roque, la Virgen de los Desamparados y el Cristo de la Pasión al finalizar la procesión en Benicalap. / Jaume Lita

El barrio festeja una procesión con las imágenes propias de San Roque y el Cristo de la Pasión y la peregrina de la Virgen de los Desamparados

Jaume Lita
JAUME LITA

Benicalap celebra esta semana dos aniversarios muy significativos para el actual barrio que antiguamente fue pueblo. Por una parte el XXV aniversario de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Pasión y de San Roque y por otra parte los sesenta años del Colegio San Roque. Para tal coincidencia de efemérides, se solicitó la presencia de la imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados de Valencia. Tras una semana de diferentes actos en honor a San Roque, el patrón de Benicalap, llegó en la tarde de sábado el acto más representativo con una procesión conjunta con las imágenes de San Roque, la Virgen de los Desamparados y el Santísimo Cristo de la Pasión por las diferentes calles del actual barrio.

A las 20 horas empezó la procesión con la salida de las tres tallas desde la parroquia de San Roque. La primera en abrir la procesión, la imagen del patrón de Benicalap. Antiguamente en el barrio se celebraban diferentes festejos en honor a San Roque, pero con el paso del tiempo se han ido diluyendo. Junto con la imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados permanecieron en todo momentos diferentes miembros de los Seguidores de la Virgen, entre ellos su presidente José Luis Albiach. Tras la imagen del Santísimo Cristo de la Pasión cerraba el cortejo la Agrupación Musical Benicalap.

Diferentes momentos de la procesión en Benicalap. / Jaume Lita

Tras un recorrido por las calles del barrio de Benicalap, las tres imágenes volvieron al lugar de partida. En la plaza de la Iglesia se situaron las tres tallas reviviendo la emoción que residía en ese mismo enclave cuando el actual pueblo celebraba sus fiestas mayores, un homenaje al pueblo que fue hasta finales del siglo XIX.

Durante este domingo Benicalap despedirá estas celebraciones y a la imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados tras la misa de las 12 horas al Santísimo Cristo de la Piedad.

Más noticias