Burjassot

Programa de apoyo a la familia en Burjassot

El alcalde, Rafa García, y los ediles visitan a los alumnos. /LP
El alcalde, Rafa García, y los ediles visitan a los alumnos. / LP
Un centenar de niños en riesgo de exclusión disfrutan de actividades de ocio y servicio de comedor en julio y agosto
LAS PROVINCIAS
LAS PROVINCIAS

Redacción. El Programa de apoyo a la familia y la infancia en periodo estival se puesto en marcha recientemente en Burjassot en las instalaciones del centro socioeducativo Díaz-Pintado. Se trata de una iniciativa impulsada por el ayuntamiento, desde el departamento de Servicios Sociales y financiado conjuntamente por fondos municipales y por la Generalitat Valenciana, del que se beneficiarán un centenar de menores, durante los meses de julio y agosto.

El programa está principalmente orientado a niños, niñas y adolescentes, de entre cuatro y dieciocho años, pertenecientes a familias o unidades de convivencia en situación o riesgo de exclusión social. Así, durante las semanas del periodo estival, atiende las necesidades de alimentación de los menores.

También, de lunes a viernes y en horario de 9 a 15 horas, se desarrollan diferentes actividades de ocio y tiempo libre, para contribuir a facilitar la conciliación laboral de las familias o, en su caso, a proporcionarles un tiempo que favorezca la búsqueda y ocupación de actividades formativas y ocupacionales.

Para el alcalde de Burjassot, Rafa García, «este proyecto es de máxima importancia, ya que atender las necesidades de los más pequeños y de nuestros adolescentes es prioritario».

«Apostamos por cubrir las necesidades básicas al tiempo que pueden practicar actividades de ocio y tiempo libre, con una conciliación laboral de las familias. Es todo un conjunto de medidas que ayudan a familias en riesgo de nuestra ciudad permitiendo un importante aumento en su calidad de vida en conjunto», señala.

El equipo de monitores, supervisado por los coordinadores de Servicios Sociales, incluye también especialistas en menores con necesidades especiales y a los alumnos que están desarrollando sus prácticas formativas dentro del programa La Dipu te beca, además de personal voluntario. Entre todos proporcionan a los menores, mañanas de diversión y aprendizaje que incluyen también las anheladas salidas a la piscina municipal.

El primer edil, Rafa García, la concejala de Bienestar Social y Protección y Derechos de la Infancia, Yolanda Andrés; la concejala de Servicios Sociales, Isabel Mora y la concejala de Educación, Manuela Carrero, visitaron hace poco tiempo a los menores que ya llevan una semana disfrutando de este programa socioeducativo y lúdico.

Aprovechando la hora de comedor, el director del centro socioeducativo Díaz Pintado, Asensi Cabo, les explicaba que «tanto el desayuno, como en la comida, nos preocupamos y ocupamos de que se trate de alimentación saludable, buena para ellos».

En cuanto a la esencia del programa, Cabo hacía hincapié en que «pese a que las actividades programadas tienen cierto matiz educativo y cívico, lo que pretendemos es que los chavales sean felices» y «que durante las semanas que dura el programa veamos a niños y niñas divirtiéndose, porque para eso trabajamos, para que se diviertan en verano y sean felices y esa es la premisa que tiene todo el equipo que trabaja con ellos».

A través de esta iniciativa, los pequeños reciben una alimentación adecuada, al igual que cuando van al colegio, y se consigue un respiro para las familias, que pueden conciliar su vida laboral con las vacaciones de los niños en el periodo estival.