Industrias Ochoa se consolida como proveedor de Ford en Valencia y México

Maquinaria de producción en la fábrica de Industrias Ochoa.:: lp/
Maquinaria de producción en la fábrica de Industrias Ochoa.:: lp

El estampador y matricero se sitúa entre los grandes líderes del sector al conseguir la Q1, que le permite suministrar piezas directamente a la factoría, mientras crece su fábrica en América y remodela la planta en Ribarroja para ampliar la 'Fábrica de Matrices'

Industrias Ochoa ha saltado a la 'Champions League' de la automoción. Durante sus 45 de años historia, ha sido estampador y matricero, y suministra sus piezas metálicas a grandes multinacionales que se instalaron junto a la factoría de Ford Almussafes. La calidad en la entrega le permitió ampliar su cartera de clientes y que las estampaciones y matrices realizadas en Ribarroja, donde tiene la sede, viajaran a otras factorías de España, Europa y América El pasado mes de septiembre recibió la certificación Q1 de Ford. Con ella, Ford reconoció que Industrias Ochoa ha alcanzado el nivel de calidad y servicio de los mejores proveedores, capaces de realizar entregas directas a Ford.

Este salto de calidad va unido con una importante diversificación de su actividad tanto en producto como en destinos. La fábrica de Industrias Ochoa está experimentado un vuelco para ubicarse como un referente en el trabajo de la matricería aprovechando todo el 'know how' junto con el I+D+I acumulado durante tantos años .

Dos inversiones han permitido este salto cualitativo. Por un lado, la compañía ha destinado 200.000 euros a la reforma del techo de su factoría, lo que incrementa la seguridad y luminosidad de la misma mientras le ha permitido incluir notables mejoras en el consumo eléctrico. Pero la mayor inversión está en el suelo. La sección de matricería de la fábrica ha recibido dos millones de euros de inversión que han aportado la última tecnología del sector. El año pasado, Industrias Ochoa realizó 50 matrices para la industria de la automoción de la que 20 eran de grandes dimensiones.

Con los bienes de equipo ya instalados, la previsión es duplicar ese nivel durante el presente año y volver a duplicarlo en 2016, cuando el nivel de matrices realizados por la compañía superará las 200 unidades. La facturación que registró esta actividad durante 2014 fue de 1,5 millones de euros mientras que las previsiones para 2016 son superar los seis millones de euros. Esta progresión irá acompañada de un Incremento de personal cualificado proporcional al crecimiento.

Además, el incremento de la actividad tendrá un efecto directo sobre las empresas de matricería de la Comunitat, ya que dentro de la estrategia de Industrias Ochoa, está la subcontratación de un tercio de los encargos que reciba.

Esta hoja de ruta no sería posible sin la apuesta que la compañía dirigida por Domingo Ochoa ha realizado en México. «Antes nos llamaban para preguntarnos si fabricábamos allí y, al decir que no, perdían el interés. Ahora los clientes nos llaman a la puerta de la fábrica de México para pedirnos que les fabriquemos piezas. Ha sido un tremendo éxito que repercute en Valencia, que es donde tenemos todo el trabajo de ingeniería», dijo recientemente el máximo responsable de la firma de Ribarroja.

La decisión de desembarcar en México tiene ya 20 años de historia. En 1994, Domingo Ochoa fue a una misión comercial a este país americano y empezó a estudiar las posibilidades. Desde entonces, cada año ha mantenido negociaciones con el país hasta localizar el lugar idóneo para la implantación de su empresa que le permitiera desarrollar el negocio.

Industrias Ochoa se instaló en México en 2011 pero no ha sido hasta este año cuando ha empezado a producir en masa, con unas ventas estimadas para este primer año de 5 millones de dólares.

Vende componentes para Ford, General Motors, Honda, Mazda y Nissan además de producir piezas para línea blanca de electrodomésticos. De este modo, diversifica en sectores y clientes; mexicanos, españoles, estadounidenses o japoneses que buscan proveedores capaces y de calidad.

Ochoa empezó a diseñar matrices por ordenador en 1986 y desde 1994 diseña y cuenta con un sistema de gestión integral para el control remoto de la producción. «Actualmente, pese a la tendencia a la deslocalización de estas actividades, Industrias Ochoa sigue potenciando la ingeniería y la fabricación de matrices en la empresa de Ribarroja, reforzando más nuestra empresa matriz en la ingeniería, competitividad y valor añadido», explica Domingo Ochoa.

La relación de la compañía valenciana con productos de Ford se inició en 1984 cuando comenzaron a fabricar piezas para el Ford Fiesta, llegando a fabricar 60 millones de unidades de una misma referencia. Actualmente, y desde 2010, Ochoa estampa y suelda los Cross Car Beam -soporte del panel de instrumentos- del Kuga y Transit Connect. Previamente, también realizaba estas mismas piezas para el monovolumen C-Max en Almussafes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos