Los requisitos dejan en mínimos los beneficios de las rebajas fiscales que ofrece el Consell

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, durante un pleno de Les Corts. /EFE/ Juan Carlos Cárdenas
El conseller de Hacienda, Vicent Soler, durante un pleno de Les Corts. / EFE/ Juan Carlos Cárdenas

Las deducciones de la Generalitat sólo alcanzan el 0,79% de la recaudación por las elevadas exigencias para los contribuyentes

ELÍSABETH RODRÍGUEZ

La Comunitat es la autonomía que más beneficios fiscales tiene, sin embargo, sus efectos tienen un alcance muy reducido debido a las elevadas exigencias establecidas por el Consell, según explicó ayer la Comisión Fiscal del Colegio de Economistas de Valencia (COEV) tras presentar el estudio 'Declaración de Renta y Patrimonio 2018', elaborado por el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF).

En concreto, la Generalitat cuenta con 28 medidas de beneficio fiscal pero las deducciones sólo suponen el 0,79% de la recaudación total, estimada en 3.916 millones de euros para este ejercicio. Es decir, para este año 2019, un total de 31 millones de euros se quedará en los bolsillos de los valencianos que se hayan podido aplicar dichos beneficios tributarios.

«Las 28 medidas de beneficio fiscal son interesantes, pero necesitan unos límites de base imponible muy bajos y unos requisitos difíciles de cumplir, lo que hace que no entren en funcionamiento y, de ahí, su escaso peso en la recaudación», explicó ayer el decano de la institución, Juan José Enríquez.

En ese sentido, cabe añadir que en España hay un total de 237 beneficios fiscales. Es llamativo el contraste que existe con respecto a Cataluña, donde hay 11 medidas de este tipo pero que, sin embargo, suponen hasta el 3,84% de su recaudación total, que en 2017 fue de 8.829 millones de euros.

Por otro lado, Enríquez destacó que la Comunitat cuenta con un IRPF más progresivo que otros y asegura también que es de las autonomías más gravosas en ese sentido, «pero no la que más».

En cuanto a las declaraciones presentadas por tramo imponible, un 79,29% pertenecen a las bases imponibles hasta 30.000 euros; el tramo entre 30.000 y 60.000 euros representa el 16,95% de las declaraciones, mientras que las superiores a 60.000 euros se sitúan en apenas un 3,75 %.

Marta Peiró, copresidenta de la Comisión Fiscal del COEV, destacó el apartado referente a la regulación en la Comunitat, donde el tipo máximo para un contribuyente –con una base imponible superior a 120.000 euros– se sitúa en el 48% sumando la escala autonómica y estatal, lo que representa un incremento del 2,5% respecto al año anterior.

La recaudación del Estado por IRPF se elevó un 7,56% respecto a 2017 hasta situarse en 82.859 millones. El Impuesto de Sociedades aumentó un 7,32% –24.838 millones–, aunque supone un 44% de la cifra alcanzada en 2007, que supuso el récord de recaudación. Otro crecimiento importante se registra en los ingresos por IVA, que se sitúan en 70.177 millones, un 10,26% más que en 2017, según indicó el copresidente de la Comisión, Pablo Azcona.

Más noticias