Fórmula 1

Segundas nupcias de McLaren y Mercedes

Segundas nupcias de McLaren y Mercedes

La escudería británica llega a un acuerdo con Renault para no renovar su contrato y firma con la marca con la que ya ganó tres Mundiales

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMADRID

Antes de que comenzara la acción en el sábado de Sochi, McLaren, Mercedes y Renault soltaron la bomba de manera conjunta: la escudería de Woking y el fabricante francés no seguirán juntos después de 2020. En 2021 empezará con un segundo matrimonio que en su primera etapa trajo como frutos tres campeonatos de pilotos y uno de constructores: Mercedes volverá a suministrar motores a McLaren.

La confirmación del regreso de Mercedes al equipo de Woking se produce dos años después de las primeras reuniones, ya que fueron los alemanes los primeros en la lista como alternativa para quitarse de encima a Honda. En marzo de 2017 comenzaron los contactos entre Zak Brown y la cúpula del gigante alemán. El problema es que el leonino contrato que había dejado firmado Ron Dennis con el motorista japonés no permitió romperlo a tiempo. Mercedes exigió no acordar nada antes de que rompieran con Honda y les pusieron de plazo máximo el verano de 2017, ya que más tarde no les daría tiempo al desarrollo en condiciones.

Después de meses de negociaciones, Red Bull y Toro Rosso apostaron por acoger a Honda, y Renault salió al rescate de una McLaren que aún tardó un año más (el último de Fernando Alonso) en salir del abismo. La opción de Mercedes quedó en un cajón, pero los contactos no se rompieron del todo. Ahí es donde entra la figura de Andreas Seidl.

El exjefe de Porsche en el WEC se hizo cargo de todo lo referente al programa de Fórmula 1 en mayo de 2019. Desde el mismo momento que entró en Woking se dio cuenta de que con el buen chasis que tenían, las ideas que podrá implementar James Key en los próximos monoplazas que salgan de sus plumas y, sobre todo, el gran cambio normativo de 2021, era necesario contar con los que han sido los mejores motores de la parrilla en la era híbrida. Así que cogió del cajón todos los documentos de las negociaciones de 2017, y tras meses de tiras y aflojas, firmaron su vuelta.

Esta situación deja a Renault en una situación complicada. McLaren se ha confirmado este año como su principal enemigo, lo que a todas vistas es un sinsentido: el cliente supera al suministrador y las ambiciones van por caminos diferentes. Cyril Abiteboul, máximo responsable de Renault Sport, no guarda rencor a este portazo que le han dado. «Desde que comenzó nuestra asociación, McLaren ha pasado del noveno al cuarto puesto en el campeonato de constructores. Por lo tanto, podemos considerar que esta es una relación muy exitosa. Sin embargo, al mirar más allá de los términos del contrato actual, que concluye a fines de 2020, era evidente que Renault y McLaren tenían diferentes ambiciones para el futuro», afirma.

Por su parte, en McLaren están encantados con la vuelta de Mercedes a su box. Aunque el segundo matrimonio con Honda no pudo ser más nefasto, nada hace pensar que les vaya a salir mal esta segunda reunión con los alemanes. «2021 será un hito importante para nosotros como equipo a medida que continuamos con nuestro plan de recuperación a largo plazo y es vital que tengamos los elementos principales que nos permitan prepararnos adecuadamente para la nueva era», explica Seidl, en el que ya es su primer gran logro como gerente de McLaren en Fórmula 1.

Hakkinen, Hamilton… ¿y Sainz?

Por soñar que no quede. Mika Hakkinen logró sus dos Mundiales en 1998 y 1999 llevando los históricos McLaren Mercedes MP4/13 y MP4/14, teniendo como rival al mismísimo Michael Schumacher y, en menor medida debido a las circunstancias, a Eddie Irvine. Tuvo que pasar casi una década para volver a ver un coche nacido en Woking en lo más alto: fue en 2008, en el que fue el primer título de los cinco que lleva Lewis Hamilton, con aquel final de infarto en el Gran Premio de Brasil. Luego a Ron Dennis se le ocurrió la genial idea de hablar con Honda y el resto es historia.

Volver a contar en McLaren con Mercedes como socio es una de las noticias que más ilusión puede despertar entre los aficionados al equipo inglés y, en particular, a los de Carlos Sainz y Lando Norris. Los dos jóvenes pilotos tienen prevista una relación a largo plazo con McLaren, lo que unido a este 'revival', invita al optimismo. ¿Seguirá la senda de los éxitos de Hakkinen y Hamilton un piloto español, como se intentó en 2007 y no salió bien?