Mundial de Fórmula 1

Hagibis, el invitado sorpresa al GP de Japón

Lewis Hamilton, en el circuito de Suzuka. /Reuters
Lewis Hamilton, en el circuito de Suzuka. / Reuters

El 'supertifón' que tocará suelo el sábado hace peligrar la clasificación del gran premio nipón, en el que Mercedes puede confirmar su título de constructores

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMadrid

Cualquiera que tenga presente las diferentes condiciones meteorológicas a lo largo y ancho del globo terráqueo sabe que Japón es uno de los países más azotados por las inclemencias en esta época del año. Los tifones suelen ser más o menos fuertes en esa zona de Asia cuando acaba el verano, algo que tienen muy en mente las autoridades… excepto las deportivas. En pleno mes de octubre se disputan dos grandes eventos que concitan las miradas de todo el mundo. El primero, el Mundial de rugby, que ya lleva varios fines de semana en acción y que ha visto cómo se disputarán varios partidos menos. El segundo, el GP de Japón de Fórmula 1, una cita ineludible para los aficionados al automovilismo en un trazado legendario como Suzuka. En ambos casos, el mismo culpable de que todos estén mirando al cielo en señal de temor es el 'supertifón' Hagibis.

Considerado por como «la tormenta más fuerte en la Tierra hasta el momento» por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE UU (NOAA), este tifón de categoría 5 (la máxima) ha puesto en alerta a todos los presentes en Suzuka, toda vez que se espera que toque tierra el sábado, horas antes de que se disputen los terceros entrenamientos libres y la clasificación que decidirá el orden de salida de la carrera del domingo.

La FIA y la Fórmula 1 no pierden de vista la trayectoria de Hagibis. Afirman que tratarán de «minimizar su impacto» y que «la seguridad de los aficionados, los competidores y todos los presentes en el circuito de Suzuka será la principal prioridad». En este sentido, en el paddock de Suzuka se habla abiertamente de la posibilidad de la suspensión de la clasificación del sábado y pasarla al domingo horas antes de la carrera, algo que ya tiene precedentes.

Pese a que esta época va unida a los tifones, la FIA y la Fórmula 1 no mueven el GP de Japón de fecha. No es la primera vez, ni mucho menos, que la lluvia es protagonista de este gran premio. En 2004 y 2010 ya tuvo que suspenderse la clasificación y moverla para horas antes de la carrera debido a las copiosas lluvias que anegaron el circuito. Mucho más grave fue lo sucedido en la carrera de 2014, disputada bajo un intenso aguacero y que, entre otras cosas, provocó el accidente de Jules Bianchi por el que perdería la vida nueve meses después.

Hagibis es el 19º tión que azota las costas del Pacífico en lo que va de temporada. Se estima que sus vientos pueden alcanzar los 230 km/h de velocidad y que traerá lluvias torrenciales al sur, oeste y centro de Japón a partir del sábado, según la Agencia Meteorológica de Japón. En estas circunstancias, es inviable disputar la carrera.

La alternativa de Norris, Sainz y Verstappen

Dado que es más que probable que no se dispute la clasificación en su fecha prevista y que los pilotos tendrán que quedarse en el hotel, hay algunos que no quieren 'comer techo', sino que proponen acción. Aunque sea acción virtual. La idea proviene de uno de los mayores 'gamberros' de la parrilla, Lando Norris. El de McLaren ha propuesto a Max Verstappen y a su compañero Carlos Sainz echar una partida al popular videojuego FIFA 20 y retransmitirla online para sus fans.

No es algo inusual por parte de los pilotos aparecer en el mundo virtual. De hecho, Norris y Verstappen son dos asiduos al 'simracing' y es bastante habitual cruzarse con ellos en partidas online que retransmiten a través de la plataforma Twitch, una de las más populares. Verstappen y Sainz se retaron en la rueda de prensa. «Me traje el FIFA, si quieres echar una partida… Si estás listo para perder», dijo el de Red Bull a su excompañero en Toro Rosso.

Más serias se pondrán las cosas en el paddock el domingo. La escudería Mercedes tiene ante sí la posibilidad de conquistar un nuevo título de campeones de constructores, algo que llegará antes o después. No así Lewis Hamilton, que matemáticamente no podrá serlo hasta la siguiente cita, en México. Para el británico también es cuestión de tiempo y, de hecho, ni siquiera tiene que apretar: le vale con ser quinto en todas las carreras que quedan.

Temas

Japon, F1