Jornada 14

El Madrid se reengancha con dos caras

Los jugadores del Madrid celebran el gol de Lucas Vázquez. / Afp

Dominó sin gol durante una buena primera parte, pero dejó muy vivo al Valencia y se arriesgó al empate

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Tras el desastre de Ipurua ante el Eibar y la balsámica victoria frente a la Roma en el Olímpico, el Real Madrid se reencontró con el triunfo en la Liga para reengancharse en el campeonato de la regularidad y solventar un comprometido duelo contra el Valencia, que pudo ser sentenciado en la primera parte pero llegó muy vivo a la segunda por la falta de gol del equipo blanco. El Valencia fue absolutamente dominado por el Real Madrid en el período inicial y, aunque resucitó tras el descanso para poner de nuevo en evidencia los defectos del conjunto de Santiago Solari, también careció de remate para impedir que los tres puntos se quedasen en el Bernabéu. Con mucho sufrimiento en el segundo tiempo, una contra llevada por Carvajal, también protagonista en el 1-0 en propia puerta, sentenció en el tramo final, para devolver la tranquilidad en la casa blanca.

El Madrid jugó un buen partido en los primeros 45 minutos, en los que reflejó una insultante superioridad sobre el Valencia aunque no quedó reflejada en el marcador por la falta de puntería de Benzema y Bale, que lo intentaron mucho, pero sin éxito, contra un adversario que fue a remolque casi desde el principio por el gol en propia puerta de Wass. Con solidaridad, presión y juego rápido y fluido, el Madrid dominó por completo a un timorato Valencia antes de que el choque diese un giro en el segundo tiempo. Entonces, con el Real Madrid echado atrás, agarrado a una mínima ventaja, el Valencia no dejó de crecer y disponer de ocasiones ante Courtois, de nuevo imperial bajo palos.

Después de tan altísimo ritmo en el primer tiempo, el Real Madrid pegó un importante bajón en la segunda parte, en la que se rompió y ya no tuvo claridad en ninguna de las dos áreas, incapaz de controlar y de sujetar a un Valencia desatado que se fue a por el partido de forma descarada. Así se confirmó un Madrid de dos caras, el activo, veloz y dominador de la primera mitad y el parado, lento y a merced del rival en la segunda. Toda la energía que desplegó el Real Madrid antes del descanso se trasladó a un Valencia que recuperó el ánimo y el balón e hizo sufrir muchísimo al equipo de Solari, que pasada la hora de encuentro, cuando peor lo pasaba, también sufrió una nueva lesión muscular de Bale.

2 Real Madrid

Courtois, Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Reguilón, Modric (Valverde, min. 71), Marcos Llorente, Ceballos (Isco, min 80), Lucas Vázquez, Benzema y Bale (Asensio, min. 63).

0 Valencia

Neto, Wass (Piccini, min. 68?, Garay, Gabriel, Gayà, Soler, Parejo, Coquelin (Kondogbia, min. 68), Guedes, Santi Mina y Gameiro (Batshuayi, min. 71).

goles
1-0: min. 8: Wass, en propia puerta, 2-0: min. 83: Lucas Vázquez.
árbitro
González González (Colegio Castellano-Leonés). Tarjetas amarillas a Gabriel, Soler, Gayà, Ceballos.
incidencias
Partido correspondiente a la 14ª jornada de Liga, disputado en el Santiago Bernabéu.

El fútbol colectivo blanco dejó paso al individual en ataque y al desordenado en defensa, con un primer disparo a puerta del Real Madrid en el minuto 72, cuando Asensio tenía todo a favor para marcar y disparó al cuerpo de Piccini, permitiendo que el Valencia mantuviese sus opciones. Antes tuvo el conjunto de Marcelino tres oportunidades consecutivas para empatar, pero Courtois frustró un mano a mano ante Santi Mina y a los visitantes también les falló el punto de mira en el momento de resolver. Con el Madrid bastante fundido físicamente y en el alambre, Solari decidió retirar a Modric, que a dos días de ganar el Balón de Oro fue aclamado por el Bernabéu al ser sustituido, y sustituir al croata por Valverde, quien dio otro aire al centro del centro, en la contención y en la creación.

Más información

También fue una muy buena noticia para el Madrid el segundo partido consecutivo de Marcos Llorente como titular, demostrando el canterano madridista que, sin el lesionado Casemiro o cuando la situación lo requiera, puede ser un elemento muy importante para los blancos como mediocentro defensivo. Al igual que en el anterior encuentro de la Liga de Campeones en la capital italiana, Llorente destacó en la medular, escoltado por un Modric clarividente al principio aunque muy apagado después tras tanto desgaste y por Ceballos, que debió ceder su puesto al reaparecido Isco. Tardó mucho en salir el malagueño señalado por Solari, y cuando lo hizo, fue recibido con división de opiniones por una afición de nuevo en ese momento en alerta y desencantada por los vaivenes de su equipo. Sólo tres minutos después de que saltase al terreno de juego Isco -que no se quedó a celebrar el triunfo, como tampoco Asensio- llegó un contragolpe fulgurante de los locales por la banda derecha. Por donde manda y asusta Carvajal y, tras un amago de Benzema, el balón le llegó a Lucas Vázquez, otra pieza que parece vital para Solari, para que el gallego fulminase de forma definitiva al Valencia, que ya se entregó de forma definitiva.

 

Fotos

Vídeos