Quién es Maruv, la cantante que rechazó ir a Eurovisión

Quién es Maruv, la cantante que rechazó ir a Eurovisión

La ganadora del concurso nacional para representar a Ucrania en Eurovisión rechazó ir al concurso europeo por presiones políticas

EFE MOSCÚ

La cantante ucraniana Maruv, ganadora del concurso nacional para representar a Ucrania en Eurovisión con la canción «Siren Song», rechazó hoy ese derecho por presiones políticas, entre las que figuraba negarse a actuar en Rusia. «Soy ciudadana ucraniana, pago impuestos y amo a Ucrania con toda sinceridad. Pero no estoy dispuesta a actuar bajo lemas que convertirían mi participación en el concurso en una campaña de promoción de nuestros políticos», escribió Maruv en su cuenta de Facebook.

Maruv aseguró que anular sus conciertos en Rusia no era mayor problema, pero denunció que en el contrato que le querían obligar a firmar figuraban puntos que tachó de «leoninos» o «esclavos».

Aquí puedes ver el videoclip de Siren Song, la canción que ba a interpretar en Eurovisión.

Maruv se llama en realidad Anna Korsun. Nació el 15 de febrero de 1992 (tiene 27 años) en Pavlograd (región de Dnipropetrovsk), en Ucrania, y es una cantante, compositora y productora de música electronica y pop. Vive y trabaja en Kiev y se convirtió en la heredera del grupo The Pringlez.

Los derechos de la canción, con la que MARUV debía representar a su país en Eurovisión pertenecen al sello ruso Warner Music Russia y su primer concierto en solitario, organizado por este sello, debía tener lugar el 6 de abril en Moscú, en la sala «Sala Izvestia».

«Quiero regalar mi arte sin censura», aseguró la cantante, que se negó a aceptar exigencias como la imposibilidad de improvisar sobre el escenario, ceder los derechos de autor y relacionarse con la prensa sólo con autorización de la Radiotelevisión Nacional Pública de Ucrania (NOTU).

Precisamente, la compañía de radiotelevisión informó de que no había llegado a un acuerdo con la cantante Anna Korsun. «Durante el concurso el intérprete se convierte en embajador cultural de Ucrania y presenta no sólo su música, sino también expresa la opinión de la sociedad ucraniana en el mundo», señala el comunicado de NOTU.

El presidente de NOTU, Zurab Alasania, explicó que «no todos los cantantes ucranianos están dispuestos a ser buenos diplomáticos culturales».

Y recordó que la compañía que preside propuso introducir en el contrato varios puntos con el fin de evitar la politización del certamen, cuya próxima edición se celebrará en mayo en la ciudad israelí de Tel Aviv.

Entre esas condiciones, figura la de negarse a actuar en Rusia y ser especialmente cuidadosos al tocar el tema de la integridad territorial de Ucrania o al hacer declaraciones públicas que pueden dañar la imagen del país en la arena internacional.

NOTU comenzará mañana, martes, a buscar al intérprete o grupo que representará a Ucrania en el festival, entre los que el favorito es el grupo Freedom Jazz.

El ministerio de Cultura de Ucrania dijo hoy que, «cuando miles de héroes mueren en el frente por la integridad territorial de Ucrania, el Estado debería estar representado por artistas dignos, patriotas de Ucrania, que se dan cuenta de su responsabilidad».

Durante el concurso, Maruv tuvo que hacer frente a preguntas del presentador y los miembros del jurado acerca de sus vínculos con Rusia, que el Gobierno ucraniana califica de «Estado agresor» por sus acciones militares en el este del país y la anexión de Crimea.