Lo peor de la gota fría llega este fin de semana a la Comunitat

Un hombre divisa desde Guardamar una de las mangas marinas. / Efe

Lluvias de hasta 62 litros anegan bajos y calles de la provincia de Alicante y obligan a rescatar a una mujer atrapada por el agua en Santa Pola

J. MARRAHÍ/R. ESCRIHUELA VALENCIA.

La Comunitat padeció ayer el lado más peligroso de las lluvias mientras espera, a partir de hoy, la situación climática más complicada: la gota fría que podría traer hasta el lunes lluvias persistentes y torrenciales en la región. Las tormentas que barrieron la región, esta vez centradas en el sur, causaron dos heridos por rayos, el incendio de un vivero en Dénia e inundaciones en varios puntos de la provincia de Alicante, donde una mujer fue rescatada. Además, se formaron espectaculares trombas marinas en el litoral de Torrevieja, Guardamar del Segura, Dénia, Alboraia o Valencia.

Esta noche no se han registrado incidentes en las tres provincias de la Comunitat y los pluviómetros no han obtenido registro significativos de lluvias en Valencia, Alicante y Castellón.

Previsión del tiempo para hoy

Los cielos nublados predominarán en toda la Comunitat Valenciana durante la jornada de este sábado, en la que habrá chubascos y tormentas que podrán ser localmente fuertes en todo el territorio.

Las temperaturas se mantendrán con pocos cambios con respecto al viernes. Así, la máxima más elevada se registrará en Alicante, Dénia y Elx, con 30 grados, mientras que en Morella tendrán la máxima más fresca, con 22. En València y Castelló, las temperaturas no superarán los 27 grados.

Por su parte, las mínimas rondarán los 20 grados en la costa y serán significativamente más bajas en el interior. Morella registrará la temperatura mínima más baja, con 14 grados, mientras que la más elevada serán los 23 de Alicante. En València tendrán 22 grados y en Castellón, 21.

Un rayo y dos heridos

La emergencia más grave de ayer fue la caída de un rayo en la playa de Bellreguard que dejó dos personas heridas. Un joven de 20 años y una mujer de 50 años, vecinos de Madrid, estaban en la orilla del mar cuando se produjo la descarga muy cerca de su posición. La electricidad se transmitió por el agua y alcanzó a ambos.

CONSEJOS A LA POBLACIÓN

ANTE LLUVIAS
En el campo
Alejarse de ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas. Ir a los puntos más altos.
Al volante
Disminuir la velocidad, circular por carreteras principales y autopistas, y no detenerse donde pueda discurrir el agua.
Estacionamiento
Tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos y no intentar salvarlos en medio de una inundación.
Otros
No atravesar con el vehículo ni a pie tramos inundados.
ANTE TORMENTAS
En el campo
Evitar correr y refugiarse bajo árboles. Permanecer en lugares altos y alejarse de objetos metálicos.
En núcleos urbanos
Colocarse cerca de los edificios para protegerse ante la posible caída de rayos.
En viviendas
Evitar las corrientes de aire.
Al volante
Mantenerse dentro de un vehículo cerrado puede ser un buen refugio.

Los heridos fueron atendidos de inmediato por miembros de Cruz Roja que todavía estos días prestan su servicio en Bellreguard. Los socorristas practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar básica al joven, que llegó a entrar en parada cardiorrespiratoria. A la llegada del SAMU, ya se encontraba consciente y el servicio médico le realizó un electrocardiograma. Tras recuperar sus constantes fue trasladado al Hospital de Gandia. La mujer fue evacuada al mismo centro con dolor en una pierna debido a la descarga. En el momento del incidente ondeaba la bandera roja por peligro de tormenta eléctrica.

Pese al grave incidente de La Safor, las mayores trombas de ayer se registraron en la provincia de Alicante. En Rojales se acumularon 62 litros por metro cuadrado. También fueron significativos los 30 litros de Xàtiva y Alicante, o los 28 de Tabarca. Especialmente torrencial fue la lluvia que descargó en Agres el paso de una tormenta. En unos 20 minutos cayeron 50 litros, lo que inundó campos y una carretera.

En Santa Pola, los bomberos salvaron a una anciana de 80 años que quedó atrapada por una inundación cuando la calle Almansa del municipio se convirtió en un río. La mujer estaba «paralizada e inmovilizada» ante la crecida del agua en la acera, atenazada por la tensión de verse en serio peligro. Cinco bomberos la recogieron, la pusieron a salvo y la trasladaron a su casa. El agua también alcanzó una altura alarmante en la avenida de Murcia de la localidad alicantina, hasta el punto de arrastrar los conos dispuestos por la policía para señalizar el peligro.

Más

Mientras, en Dénia, la caída de un rayo causó un incendio en un vivero de la localidad. Fue sobre las dos de la tarde, en la partida de Madrigueres Nord. El fuego se propagó y acabaron calcinadas 17 palmeras. Un operario de la empresa avisó a los bomberos de Dénia, que extinguieron el siniestro al cabo de una hora.

Las nubes de tormenta dejaron en la costa un inusual espectáculo: una secuencia de hasta seis trombas marinas en diferentes puntos del litoral de Alicante y Valencia. Aunque son fenómenos de muy corta duración, estos tornados pudieron ser fotografiados en zonas costeras de Guardamar del Segura, Torrevieja, Dénia, Valencia y la zona de costa entre Alboraya y Sagunto.

Y si se cumplen las previsiones, hoy llega lo peor: la entrada de la gota fría que afectará a buena parte de la Península, y también a la Comunitat, con lluvias muy fuertes, persistentes y acompañadas de granizo. Buena parte de la Comunitat permanecerá en alerta por el riesgo y Protección Civil emitió ayer un aviso especial a la población pidiendo extremar precauciones. El paso de los aguaceros podría prolongarse hasta el lunes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos