Las mayores emergencias por lluvias llegan fuera del otoño

L. JULIÁ VALENCIA.

Un informe del Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia sobre las emergencias atendidas por lluvias muestra que las peores consecuencias de tormentas y temporales se están comenzando a extender durante todo el año y no son exclusivas de los meses de septiembre y octubre.

Durante el año pasado, el mayor pico de servicios en los que actuaron los bomberos ante fuertes precipitaciones se dio en el mes de enero. En cambio, en los meses de septiembre y octubre el consorcio sólo registró cinco alertas. A la espera de lo que ocurrirá este otoño, en lo que va de 2018 las labores de actuación se han concentrado en junio, cuando se registraron 67 avisos. Entre los cuales destacaron rescates de personas y vehículos, achiques, saneamientos de fachadas y retiradas de árboles.

Por otro lado, el documento también refleja que las emergencias por lluvias atendidas este año están a punto de superar las del anterior, ya que durante el primer semestre la Comunitat ha registrado 104 avisos, una cifra muy próxima a la anotada en 2017 (106). Ante esta situación, el presidente del consorcio, Josep Bort, recuerda: «en caso de fuertes lluvias hasta la acción más cotidiana puede convertirse en un peligro», por lo que recomienda actuar con prudencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos