Comunicado del restaurante Riff de Valencia tras el anunico de su reapertura

Comunicado del restaurante Riff de Valencia tras el anunico de su reapertura
efe

El chef dice que reabre porque está «en plena situación de funcionar con la máxima garantía»

EFE

El propietario del Riff, Bernd Knöller, ha asegurado que su restaurante «está en plena situación para abrir» tras permanecer cerca de un mes cerrado al público después de la intoxicación alimentaria que afectó a 31 clientes -entre los que estaba una mujer de 46 años que falleció en su domicilio-, y ha garantizado la «máxima seguridad».

El Riff cerró sus puertas tras la muerte de una mujer la madrugada del 17 de febrero, horas después de haber comido en el restaurante junto a su marido e hijo, que también sufrieron los síntomas de una posible toxiinfección alimentaria, de los que se recuperaron.

Knöller ha señalado, en declaraciones a los medios realizadas en el Riff, que la Conselleria de Sanidad le aseguró, «desde la primera inspección», que «no existe ninguna razón para mantener el restaurante cerrado» y que «no tiene relación directa» con la muerte de la mujer.

Desde el restaurante con una estrella Michelin han informado de que a partir de este miércoles «abrirán con normalidad» y que también lo harán el domingo y el lunes, en plenas fiestas de Fallas, para las que ya tienen reservas confirmadas.

Sanidad no ha encontrado la casa de las intoxacaciones leves hasta el momento

«Sobre las intoxicaciones leves -ha subrayado Knöller-, Sanidad no ha encontrado una causa hasta el momento, y nosotros tampoco sabemos si han sido las setas o si ha sido otro producto. No lo sabemos«.

Asimismo, ha reconocido que después de pasar dos inspecciones se ha dado cuenta de que «el cien por cien seguro no existe y no podemos garantizarlo ni nosotros ni ningún restaurante«, aunque ha expresado que este suceso ha supuesto »un antes y un después«.

Por ello, ha continuado, «hemos incluido un protocolo de control de puntos críticos en todo lo que realiza el restaurante, aunque no nos lo exige la ley«.

Las setas

Con respecto a las setas analizadas por Sanidad por si pudieron ser las causantes de la intoxicación, Knöller ha remarcado que fueron compradas a un proveedor en León con el que trabaja desde hace veintiocho años, en una empresa con la que «siempre» ha tenido «plena confianza», pero que «de momento» no estarán en el menú.

«En ningún momento pensábamos que podían ser de otro país que no fuera España, ya que comprar productos en otros países no entra dentro del contexto ni de la política del Riff», ha indicado Knöller, quien ha agregado que «incluso la ficha técnica del producto mandado no informaba de la procedencia».