Las listas de espera aumentan por cuarto mes consecutivo y ya rozan los 26.000 solicitantes

D. GUINDOVALENCIA.

Otro de los problemas que sufren los solicitantes de ayuda a la dependencia son las demoras que padecen para llevar a cabo todos los trámites, someterse a la valoración de los servicios sociales municipales y, finalmente, empezar a disfrutar de la prestación que los especialistas han creído idónea para cada caso. De hecho, el aluvión de nuevas solicitudes que viene registrando la Comunitat ha originado que, por cuarto mes consecutivo, hayan aumentado las listas de espera, por lo que la bolsa de usuarios pendiente de recibir la ayuda roza ya los 26.000 dependientes.

Hay que remontarse a marzo de 2018, hace algo más de 16 meses, para encontrar unas cifras tan elevadas de solicitantes de ayuda que la Administración autonómica todavía no ha tramitado su expediente, por lo que siguen a la espera de recibir alguna de las ayudas previstas en la normativa.

Parecía, por tanto, que derivar las valoraciones a los servicios municipales, medida implantada a principios de año, iba a acelerar el proceso, pero por ahora esta modificación no ha resuelto el problema que más preocupa a las plataformas, que no es otro que haya dependientes sin ayuda. Además, las perspectivas no son demasiado buenas, puesto que prácticamente todos los veranos ha repuntado el número de usuarios en lista de espera, de ahí que los afectados temen que los resultados de agosto y septiembre sean todavía peor.