«La Junta es un completo desastre, la administración debe controlarla»

Viejo medidor en el embarcadero municipal de la Albufera. / jesus montañana
Viejo medidor en el embarcadero municipal de la Albufera. / jesus montañana

Los pescadores de El Palmar claman contra el desorden de la entidad y quieren que Medio Ambiente o el Consistorio se hagan cargo de las compuertas

LOLA SORIANO

El agua de la Albufera es de todos y de ninguno. Esta es la frase que utilizan los pescadores de El Palmar para explicar la situación del control de este espacio protegido. Indican que hay muchos sectores que viven del lago, como los barqueros, agricultores, cazadores y pescadores, pero estos últimos manifiestan que la gestión de la Junta de Desagüe -entidad que controla los niveles de la Albufera y la apertura de compuertas- no tiene en cuenta los intereses compartidos, algo que niegan en la Junta de Desagüe.

José Caballer Pescadores El Palmar

«Hay que mirar el interés de todos, no de unos pocos»

José Caballer, presidente de los pescadores de El Palmar, opina que la gestión de las compuertas «las tenía que llevar la administración, o Medio Ambiente o el Ayuntamiento, porque la Junta de Desagüe es un desastre». Añade que «hay que mirar por el interés de todos los sectores y no sólo de algunas personas que gestionan las compuertas». Explica que «no es normal que la Junta decida tirar agua de la Albufera con las bombas de la gola para luego verter el agua que tienen en el campo al lago, con tal de evitarse usar sus motores para vaciar los campos». Y argumenta que «esta institución no tiene sentido. Si el lago es público su gestión debería serlo para asegurar el futuro del lago. Y, además, hay que dragarlo».

Manuel Marco Club de Cazadores y Presidente de los Barqueros

«La Junta tira mucha agua al mar y las barcas se enfangan»

Manuel habla desde una doble faceta porque es presidente del club de cazadores Niño Jesús del Huerto de El Palmar y presidente de los barqueros. Opina que «la Junta de regantes va a su interés y tira mucha agua al mar y hay partes por las que las barcas casi no pueden ni pasar como en el Portet de Sollana, la mata del Fang o la Sequiota». Añade que se deberían de tomar más decisiones en común con todos los sectores. Como cazador añade que «el pato busca agua limpia y fresca. Si baja el nivel del agua está más caliente y mala y no la quiere».

José Fortea Junta de Desagüe

«Que draguen la Albufera y arreglen las motas»

Fortea es el secretario de la Junta de Desagüe, institución que preside el alcalde de Valencia, pero es autónoma y está controlada por los arroceros. Se rige por una normativa aprobada en 1926, durante la dictadura de Primero de Rivera. Explica que «somos los primeros interesados en cuidar a la Albufera. Que no nos tiren todas las culpas. Parece que hay un acuerdo para cargarse a la Junta y no consentiremos que declaren la guerra al sector agrario. Propone que el Ayuntamiento «drague la Albufera para ganar en profundidad y recuperar 'ullales' que están tapados por sedimentos». También reclaman que «se arreglen las motas, que mantienen el nivel de la Albufera».

Vicente Aleixandre Agrup. Tancants

«Necesitamos más aportación de agua del CHJ»

El exconcejal Vicente Aleixandre preside la agrupación de Tancats Arroceros de la Albufera. Opina que «lo que queremos es que la gestión, la tenga quien la tenga, contemple a los agricultores». Y apunta que lo que reivindican es que «la Confederación del Júcar dé más aportes de agua, como mínimo de 167 hectómetros cúbicos. Queremos buenos aportes para no sufrir y poder regar». Y añade que «es preciso dragar la Albufera para que el agua corra y los 'ullals' dejen de estar taponados».