Gandia, primera ciudad que exigirá seguro, chaleco y casco en patinetes eléctricos

Un usuario de patinete recorre el carril bici en una calle de Valencia. / jesús signes
Un usuario de patinete recorre el carril bici en una calle de Valencia. / jesús signes

La ordenanza de la capital de la Safor será más restrictiva que la de Valencia, que únicamente incluirá recomendaciones

R. E./R. G./Á. S.

Gandia irá un paso más allá que Valencia en su ordenanza de movilidad y obligará a los usuarios de patinete eléctrico a llevar casco, chaleco reflectante y seguro de responsabilidad, tres cuestiones que o bien son recomendaciones en la capital o, como en el caso del seguro, únicamente aparecerán tras las alegaciones presentadas por el PSPV.

En Gandia, la nueva ordenanza está pendiente del informe jurídico para la exposición pública y abrir la fase de alegaciones. Desde el ejecutivo no han establecido plazos concretos para su entrada en vigor, pero han asegurado que quieren que «sea cuanto antes». «Nos urge porque están proliferando mucho este tipo de vehículos», apuntó la edil de Seguridad y Tráfico, Àngels Pérez. Para aquellos que incumplan la normativa habrá sanciones de 100 euros y la inmovilización del vehículo, las mismas que ahora existen a quienes transitan por lugares indebidos. La nueva ordenanza de Gandia tampoco permitirá que en los patinetes eléctricos viajen un adulto y un menor.

COMPARATIVA

Gandia
El uso de casco, chaleco reflectante y seguro de responsabilidad civil será obligatorio. Los patinetes podrán circular por aceras de más de dos metros y medio, carriles bici y zonas peatonales .
Valencia
El uso de casco y chaleco reflectante será recomendable pero no obligatorio. La contratación de un seguro también será recomendable tras las alegaciones presentes. En Valencia, los patinetes no pueden circular por aceras, independientemente de su tamaño, pero sí por zonas peatonales y carriles bici.
DGT
La instrucción de la DGT de 2016 divide los patinetes en tres categorías, descarga en los ayuntamientos la responsabilidad de regular los vehículos de movilidad personal pero sí habla de la recomendación de contratar seguro y de que el ámbito de estos vehículos es la calzada. El ministerio prepara un decreto para homogeneizar las normativas municipales.

La celeridad con la que han irrumpido este tipo de vehículos eléctricos ya obligó este verano al gobierno de la Ciudad Ducal a modificar con un bando de alcaldía el artículo 14 de la Ordenanza sobre la movilidad de bicicletas, patines y monopatines con el fin de regular la interpretación del concepto 'aparatos similares'. La ordenanza municipal que entrará en vigor en los próximos meses, una vez superados todos los trámites, se adapta a la normativa de la Dirección General de Tráfico (DGT).

La normativa municipal ya refleja por dónde tienen permitida la circulación. Los patinetes eléctricos tienen prohibido transitar por zonas peatonales con el objetivo de proteger a los viandantes ya que este tipo de vehículos alcanza una velocidad superior a la de los peatones. Pueden circular por los carriles bicis o por aceras de un ancho superior a dos metros y medio.

De hecho, el artículo 14 de la actual ordenanza de bicicletas, y que se adapta desde el pasado 2 de agosto a estos vehículos, señala que en zonas peatonales «deben acomodar su marcha a la del peatón evitando causar molestias innecesarias al resto de usuarios de las zonas por las que transiten, no teniendo prioridad respecto a los peatones». También apunta que en las vías ciclistas, por donde sí pueden circular, deben hacerlo por el carril correspondiente a su sentido de circulación, sin invadir el otro sentido.

Menos permisiva

El texto de Gandia será más restrictivo que el de Valencia. En la capital, la ordenanza que plantea el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, no establece como obligatorio el uso de casco ni de chaleco reflectante: son sólo obligatorios, aunque el casco sí lo han de llevar los usuarios de los patinetes más grandes, los de categoría B y C según la directriz de la DGT de 2016. Ese documento establece que los patinetes han de circular «en el ámbito de la calzada, siempre que se trate de vías expresamente autorizadas por la autoridad local. La autoridad municipal, no obstante, podrá autorizar su circulación por aceras, zonas peatonales, parques o habilitar carriles especiales». En Valencia, por ejemplo, no podrán circular por aceras, pero sí por zonas peatonales, carriles bici, aceras bici y jardines, a velocidades que van entre los 10 y los 20 kilómetros por hora.

Por su parte, el borrador de la modificación de la ordenanza municipal de tráfico de Dénia recoge la obligatoriedad de que los usuarios de patinetes eléctricos lleven casco. Además, los vehículos de las categorías de más potencia deberán llevar luz. En principio no se plantea la necesidad de tener un seguro, aunque se quiere hablar con las empresas de alquiler para analizar la posibilidad de que suscriban pólizas individuales con cada cliente que lleve el patinete. Lo que todavía no se ha definido es si se pedirá o no que porten chaleco reflectante mientras conducen este tipo de vehículos.

Más