Otro episodio de gota fría amenaza la Comunitat

El embalse de María Cristina vacío debido a una severa sequía. / reuters
El embalse de María Cristina vacío debido a una severa sequía. / reuters

Las fuertes tormentas protagonizan este fin de semana y activan el aviso amarillo en toda la provincia de Valencia

LUCÍA JULIÁ VALENCIA.

Después de dos días de reposo tras el temporal que invadió la Comunitat durante esta semana, las lluvias vuelven hoy a convertirse en las protagonistas de la jornada. Además, lo pueden hacer acompañadas de tormentas. Ese es el aviso que dio ayer la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y que llevó a activar el nivel amarillo para este sábado en toda la Comunitat, que es una de las autonomías más afectadas por este nuevo episodio de la gota fría.

Así pues, la alerta incluye el litoral norte y sur de Castellón, así como las provincias de Valencia y Alicante, porque la amenaza «puede generar problemas en actividades o localizaciones vulnerables que obliguen a adoptar medidas preventivas», según explicaron desde el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat.

El riesgo por las fuertes precipitaciones, que puede dejar acumulados hasta 20 mililitros de agua por hora, continuará también mañana y podrá prolongarse durante más días. Para la próxima semana, el avance de las lluvias será significativo en la Comunitat. De hecho, Aemet prevé «inestabilidad acusada y alta probabilidad de precipitaciones y tormentas» en el este peninsular.

Este nuevo episodio de agua es consecuencia, según explicó el portavoz de Aemet, Rubén del Campo, de una depresión aislada en niveles altos (DANA) o gota fría ubicada sobre el norte de Marruecos junto a la presencia de aire cálido y húmedo de procedencia mediterránea.

En cuanto a las temperaturas, este fin de semana continuarán marcando días calurosos. Del Campo reconoció que se están manteniendo elevadas para esta época del año, lo cual se traduce en noches con termómetros altos. En la provincia de Valencia, por ejemplo, durante la madrugada de ayer se registraron valores que casi rozaron los 23 grados en la ciudad.

La gota fría ya se presentó el anterior fin de semana en la Comunitat. Pasado el mediodía del domingo, el agua descargó con fuerza y en apenas unas horas se registraron lluvias de 43 litros por metro cuadrado en algunos municipios, como Catarroja. El jueves, el fenómeno también sacudió la provincia de Valencia, especialmente las comarcas de la Costera y la Ribera. Allí, tormentas rápidas y acompañadas de rayos y granizos sorprendieron a los locales. En Xàtiva, el viento golpeó la localidad con rachas cercanas a los 80 kilómetros por hora que derribaron árboles y ramas. En Cheste, los vecinos vieron calles inundadas.

Fotos

Vídeos