«Conseguí matrícula en Bachillerato, pero he sacado un 4 y pico en el examen de Matemáticas de la Selectividad»

Los cinco jóvenes que presentaron ayer las 180.000 solicitudes de una selectividad única./LP
Los cinco jóvenes que presentaron ayer las 180.000 solicitudes de una selectividad única. / LP

María Ferrer, alumna de Alcoy, teme que el discreto resultado que ha obtenido en el ejercicio le impida entrar en Medicina

J. B.Valencia

María Ferrer acompañó ayer a Rubén García durante la presentación de firmas en defensa de un modelo único de selectividad. A diferencia del primero, esta joven alcoyana teme que su baja calificación en Matemáticas II le impida acceder a la carrera soñada: Medicina, la más demandada y exigente en cuanto a nota de corte del panorama universitario.

María y Rubén ya se conocían, y contactaron tras el examen. «Nos preguntó para ver si la sensación sobre su dificultad se daba también en el resto de ciudades valencianas». «Cuando salí de la prueba vi a mucha gente llorando», explica, de ahí que no dudara en firmar la petición impulsada a través de Change.org y en darla a conocer entre sus compañeros.

«Es cierto que nada se sale del currículum y siempre ha habido algún ejercicio que requería más tiempo para razonar. Pero este tenía muchos de ese tipo, no daba tiempo a hacerlo en hora y media», señala cuando se le pregunta por sus sensaciones sobre el nivel del examen.

Estudiante brillante, es consciente de que con más tiempo el resultado obtenido habría sido distinto, pero los nervios ganaron la partida. «Tengo buena media en el resto de exámenes (más que buena, pues supera el nueve en la fase obligatoria) y también en Bachillerato, donde he obtenido matrícula de honor. Pero como consecuencia de este examen, que no he llegado a aprobar al sacar un cuatro y pico, la media me baja y puede que no entre en Medicina. He llegado a sentir que he fracasado», lamenta una alumna que, al insistir sobre su nivel en matemáticas, dice con humildad que durante todo el curso su media fue de diez: «Es un examen que me preparé muchísimo, y cuando llegó el momento de hacerlo veía que el tiempo no me alcanzaba. Y me agobié».

María también defiende un cambio en el modelo de selectividad como antídoto contra estas situaciones: «Comprendo que cada comunidad tiene sus competencias, pero se necesitan unos criterios mínimos para que todos podamos acceder de la misma forma».

Noticias sobre la Selectividad