Los vecinos de El Pla temen que el Ayuntamiento imponga la zona azul

Una de las calles del barrio El Pla, mojada por la lluvia caída ayer en Alicante. / c. c.
Una de las calles del barrio El Pla, mojada por la lluvia caída ayer en Alicante. / c. c.

Están citados hoy para una reunión y recuerdan que ya lograron casi 10.000 firmas en 2012 para rechazar el aparcamiento de pago

C. C. ALICANTE.

Los residentes del barrio alicantino de El Pla rechazan rotundamente la posibilidad de que se implante en sus calles el aparcamiento de pago. La asociación de vecinos está citada hoy para una reunión en el Ayuntamiento de Alicante y mantienen que el motivo del cónclave es la intención del consistorio de poner en marcha las zonas azul, naranja y verde en las calles.

Según mantienen desde la asociación de vecinos del barrio, hoy en la reunión el Ayuntamiento les planteará la propuesta que temen y que ya rechazaron en el año 2012. «Primer fue Castedo, después Echávarri y ahora Barcala», lamenta la presidenta de los vecinos, Carmen Cobela. Por lo que interpretan desde la asociación, se vuelve a intentar la implantación de la zona azul, naranja y verde en las calles del barrio de El Pla del Bon Repós.

Los vecinos tienen la intención de recordar hoy al Ayuntamiento que en 2012 el barrio ya rechazó frontalmente la regulación del aparcamiento. Entonces se presentaron ante el Registro General de la corporación municipal 9.583 instancias de rechazo a la zona azul firmadas individualmente por otros tantos ciudadanos y ciudadanas y personas titulares de locales comerciales.

En esas instancias expresamente se rechazaba que en las calles de sus domicilios se estableciera el sistema de la O.R.A, o cualquier otro que regulase la limitación del uso del estacionamiento. Los residentes y comerciantes se opusieron a pagar las tasas de la tarjeta de residente y/o las que me correspondieran abonar por aparcamiento. Exactamente la misma postura que mantienen hoy en día.

Junto con la presentación de esas instancias, la AVV Barrio El Pla desarrolló una campaña en la que se proporcionó a los comercios sendos carteles con el lema «Zona azul, no». Según los miembros de la asociación, aún permanecen dichos carteles en distinto locales comerciales. Ante esta presión la entonces alcaldesa, Sonia Castedo, afirmó que la zona azul no se impondría sin un consenso previo, con la propuesta fue declinada. Posteriormente, en el 2016, el entonces alcalde, Gabriel Echávarri, volvió a intentarlo, según las declaraciones de la AVV, convocando a dicha asociación a una reunión para «estudiar la posible implantación de zona azul en diversas calles del barrio».

A raíz de esa reunión, y ante el argumento de la existencia de 9.583 instancias rechazando la O.R.A, el Ayuntamiento volvió a dar marcha atrás en sus intenciones y no se implantó el estacionamiento de pago. Sin embargo, los vecinos temen ahora que el Ayuntamiento «vuelva a las andadas» y el alcalde Barcala se replantea también «recaudar tasas» por aparcar en el barrio de El Pla. Los residentes recuerdan que se traza de una zona vecinal «donde la crisis ha dado de lleno» y vuelven a alzar la voz ante las supuestas intenciones del Gobierno municipal.

También mantienen que la zona azul influiría negativamente en la contaminación y el ruido de la zona residencial porque habría más movimiento de vehículos. Hoy acuden al Ayuntamiento a la reunión y advierten de que no se «cruzarán de brazos».

 

Fotos

Vídeos