Más de 6.000 turistas se quedan atrapados en El Altet por la huelga de controladores

Colas ayer ante la oficina de Ryanair en El Altet para gestionar la recolocación en otros vuelos. /
Colas ayer ante la oficina de Ryanair en El Altet para gestionar la recolocación en otros vuelos.

El paro de los técnicos de torres de control en Francia canceló 30 vuelos europeos con origen o destino en Alicante y el Consell muestra su preocupación

BERNAT SIRVENTAlicante

Más de 6.000 turistas con origen o destino en el aeropuerto internacional Alicante-Elche se vieron ayer directísimamente afectados por la huelga de los controladores franceses, una protesta para exigir mejoras laborales que suma su enésimo episodio y siempre en fechas de mayor intensidad de vuelos vacacionales por las minivacaciones de Semana Santa, que también se celebran en muchos países de la UE.

Aena asegura que se cancelaron 30 vuelos de los 152 previstos en El Altet (despegue o aterrizajes) con enlaces en los principales países europeos. Asegura que no hubo incidente alguno en la terminal, pero las colas fueron muy largas para miles de turistas que tenían que gestionar en las oficinas de las compañías aéreas las recolocaciones para poder regresar a sus países, tal y como comprobó este diario.

A las 18 horas de ayer, el total de vuelos cancelados que tenían que salir o llegar de El Altet se elevaban a treinta, según fuentes de Aena en Madrid. La cifra se había mantenido inalterable desde primera hora de la mañana. Curiosamente, los dos vuelos desde Alicante a Francia no fueron suprimidos. De los 152 vuelos que en total había programados ayer entre Alicante y distintos destinos europeos, finalmente se cancelaron eso 30 debido a que la ruta sobrevolaba el espacio aéreo de Francia, especialmente afectado por el paro de los técnicos de las torres de control. Entre los 122 vuelos que no fueron cancelados entre Alicante y la UE, varios de ellos sufrieron retrasos, en algunos casos considerables de hasta cien minutos, aunque Aena no pudo precisar cuáles eran sus destinos u orígenes.

El ente aeroportuario aseguró en la mañana de ayer y por la tarde que la normalidad era «absoluta» en la terminal de El Altet. Sin embargo, este diario comprobó no solo que había más tránsito de personas con maletas y equipajes que un día habitual (los martes y los sábados son los días con mayor tráfico y ayer era lunes), sino que cientos o miles de turistas guardaban escrupulosa cola no en los mostradores de facturación de las compañías. Lo hacían en las oficina que tienen las distintas aerolíneas, en especial Ryanair , la compañía líder en El Altet por número de vuelos y pasajeros. Desde Norwegian, informaron de que no se había cancelado ninguna operación de la compañía noruega.

Desde el Gobierno valenciano, concretamente desde la Agencia Valenciana de Turismo que depende de Presidencia, no se ocultaba ayer la preocupación tanto por esta huelga de un día que finalizó anoche como por la que había convocado CC OO para el personal de Renfe y Adif mañana miércoles, que fu desconvocada a última hora de ayer. «Entendemos las reivindicaciones de tipo laboral, pero en uno y otro caso se producen siempre en temporada alta o en períodos de vacaciones de alta demanda de viajeros, como en Semana Santa, por lo que confiamos en que se resuelvan los dos asuntos laborales cuanto antes y que tengan la menor incidencia posible», afirma un portavoz oficial de Turismo.

Los principales vuelos cancelados ayer en Alicante con la UE tenían su destino u origen en el Reino Unido, principal mercado emisor de turistas, máxime en Semana Santa. También se vieron afectados enlaces con Alemania.

264 en toda España

Las aerolíneas se vieron obligadas a cancelar 264 vuelos hasta las 17.00 horas en los aeropuertos españoles de la red de Aena de los 2.269 programados para ayer por la segunda jornada de huelga de los controladores aéreos franceses. De estas cancelaciones, 43 eran vuelos con Francia, de los 194 programados, y 221, con el resto de Europa, de los 2.075 previstos.

En el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, se cancelaron 39 vuelos, de los que 17 fueron conexiones con Francia -de las 82 programadas- y 22 con el resto de Europa -de las 425 previstas-. En el aeropuerto de Barcelona El Prat, las cancelaciones alcanzaron hasta las 17.00 hora 69 servicios, de los que 16 eran vuelos con Francia -de los 64 programados- y 53 con el resto de Europa -de los 440 previstos-. Entre los vuelos anulados había enlaces de Barcelona con Francia, Bélgica, Holanda, Reino Unido, Suiza, Italia, Irlanda, Rumanía y Hungría.

La Agencia Valenciana de Turismo también evidenció ayer su preocupación por el paro convocado por CC OO en Renfe y personal de Adif, el operador comercial ferroviario y el de infraestructuras. Aunque ya se fijaron los servicios mínimos la pasada semana, incluso cuando aún se temía por otro paro del Semaf para los maquinistas adscritos a Renfe (que finalmente se desconvocó para mañana y ayer el paro del próximo sábado), nada parecía impedir que mañana no saldrá el tren de alta velocidad AVE de Madrid a las 6 horas con destino a Alicante ni tampoco el que parte de la capital alicantina hacia la madrileña poco antes de la siete de la mañana. Sin embargo, la desconvocatoria llegó a última hora de la tarde porque, según CC OO, que también aprovecha estas fechas para airear sus reivindicaciones en sectores estratégicos en el transporte, Renfe y Adif informaron al sindicato de que el próximo 1 de abril la Comisión Interministerial llevará este asunto en su orden del día y aprobará el desbloqueo de los convenios colectivos de ambas empresas, así como la contratación de nuevo personal según el Plan de Recursos Humanos firmado junto a los convenios. Los servicios mínimos eran elevados en larga y media distancia, pero el sector turístico tenía metido el miedo en el cuerpo.