Urbanismo concede licencia para frenar la degradación del chalé de Demetrio Ribes

Los vecinos de Eugenia Viñes exigen que se actúe rápido para frenar la ocupación ilegal del edificio que adquirió un residente en Kuwait

LOLA SORIANO

valencia. El propietario del chalé del arquitecto valenciano Demetrio Ribes ya tiene luz verde para rehabilitar el edificio situado junto a Las Arenas, en el número 95 de la calle Eugenia Viñes.

La concejalía de Desarrollo Urbano, que preside el concejal Vicent Sarrià, ha desbloqueado la tramitación de los permisos para poder salvar a este símbolo de la arquitectura valenciana de la ruina.

El actual dueño, un ciudadano residente en Kuwait, adquirió la villa en 2015 pero como ya explicó el representante del propietario en España, Zuher Rafeh, llevaban desde entonces esperando la concesión de una licencia para poder actuar.

Solicitaron con fecha de 15 de abril de 2015 una licencia en el área de Actividades para rehabilitar el edificio e instalar un negocio de hostelería. El objetivo era abrir un restaurante de nivel y conservar todos los elementos del chalé, incluida la fuente interior, pero en 2017, visto que el tema se había quedado atascado, tal como indicó Zuher Rafeh, decidieron renunciar a la petición de esta actividad de servicio.

La fecha de la renuncia en el área de Actividades se produjo el 27 de febrero de 2017, después de dos años de espera, una crítica que también han expresado arquitectos y promotores. Y fue el 25 de abril del pasado año cuando decidió reconducir la petición de licencia para rehabilitar el chalé como unifamiliar.

Ahora, en menos de un año, la concejalía de Desarrollo Urbano ha avanzado la tramitación y ya han concedido la licencia para salvar la antigua residencia de veraneo de Demetrio Ribes, autor de la modernista Estación del Norte.

Precisamente esta villa, que tiene un nivel dos de protección, cumplirá en 2019 su centenario. En su época fue pionera porque se adelantó al racionalismo y vanguardista por el uso del hormigón armado y unas verjas que son un esbozo de las existentes en la Estación del Norte.

Este desbloqueo se produce después de que a final de año el Defensor del Pueblo diera un tirón de orejas al Ayuntamiento por la demora de las licencias tras recibir una queja del Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural.

El siguiente problema que el dueño tendrá que solucionar es el de la ocupación ilegal del inmueble. Y es que tras adquirir el chalé tuvo que ir a juicio para desocupar el edificio, pero al poco tiempo volvieron a entrar okupas. De hecho, vecinos colindantes explican que ahora la ocupación es mayor. «Ya no sólo están en la planta baja, también han roto las tapias de la primera planta. De vez en cuando hay peleas y hasta tenían un cerdo vietnamita que tuvo que requisar la Policía. Si no actúan pronto el dueño y las autoridades, acabará mal», según un residente.

Fotos

Vídeos