Ribó tramita sólo una obra con fondos europeos de 50 previstas en el Cabanyal

Edificio en rehabilitación en una calle del Cabanyal, esta semana. / Damián Torres
Edificio en rehabilitación en una calle del Cabanyal, esta semana. / Damián Torres

El Ayuntamiento abre un segundo plazo para que las concejalías presenten propuestas pendientes con las que invertir 30 millones hasta 2021

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

El 26 de junio del pasado año se dio el pistoletazo de salida para que las concejalías pudieran presentar los 50 proyectos seleccionados en el Plan EDUSI, la iniciativa para regenerar el Cabanyal que supondrá una inversión de 30 millones hasta 2021, la mitad con fondos de la Unión Europea. A día de hoy, la única obra que aparece en la Mesa de Contratación es la climatización del mercado del Cabanyal, por 203.287 euros.

Ese es el escaso resultado, por no decir nulo, en el que se encuentra el programa estrella del gobierno municipal, donde se da la circunstancia de que todavía no se han colgado en la página web 15 de los proyectos seleccionados en su día y presentados a los vecinos.

Esta situación coincide con una resolución que pasó por la junta de gobierno hace unos días, con firma electrónica del día 23 por el jefe de Servicios Generales, donde se indica que el 29 de diciembre finalizó el plazo de presentación de la convocatoria de proyectos y que no se han agotado los fondos. De ahí que se abra otro período para que las concejalías remitan las llamadas expresiones de interés, con la fecha tope del próximo 29 de marzo.

Los fondos europeos tienen una vigencia hasta 2021 y ya el pasado octubre, la Vicesecretaría General del Consistorio emitió un documento ampliando el plazo para presentar proyectos vinculados al anterior presupuesto municipal. En esa comunicación se solicitaba a «los servicios responsables la máxima diligencia en la ejecución de los proyectos cuya tramitación y gestión deberá iniciarse sin más dilación, recordando la importancia de este proyecto, al mismo tiempo europeo y del equipo de gobierno, no sólo para el Cabanyal y el Canyamelar sino también para la ciudad de Valencia».

Los datos

Más inversiones.
El Plan ARRU de rehabilitación de edificios supone 12,2 millones, de los que 4,6 millones lo aportan particulares.
Plan Confianza.
La reurbanización de la mayor parte del barrio y la renovación de colectores arteriales se lleva 15 millones.
Reparto.
De los 60 millones en inversión pública en el Cabanyal, la Generalitat aporta 20,4 millones para obras.
Programación.
El EDUSI preveía en el calendario original 9,4 millones este año en inversiones.

El ruego del alto funcionario del Ayuntamiento no ha tenido el eco suficiente. La inversión en el mercado del Cabanyal pertenece a la delegación de Comercio, que cuenta con otras cuatro inversiones, como son un programa de comercio electrónico, ayudas a negocios ya establecidos, la creación de una identidad comercial del barrio y subvenciones para la rehabilitación de equipamientos del sector.

Fuentes municipales indicaron la posibilidad de modificar algunas de las inversiones seleccionadas en la propuesta original financiada por la Unión Europea. El margen se encuentra sobre todo en los 15 proyectos que todavía no han pasado por el Organismo Intermedio Local (al menos no aparecen en la web).

Esta entidad se creó exprofeso por indicación de las instituciones europeas. En un acuerdo de febrero de 2017, para formar un grupo de trabajo de cinco funcionarios coordinado por Sandro Pons, asesor del alcalde Joan Ribó en materia de Urbanismo. Pese a que el embrión de la propuesta, llamado 'VA Cabanyal-Canyamelar-Cap de França', fue tutelado por el anterior concejal de Participación, Jordi Peris, tras la fundación del Organismo Intermedio Local la ejecución del mismo pasó a depender de la alcaldía.

Entre las propuestas que aparecen en el listado se habla de la rehabilitación de edificios, programas de turismo, un centro de día para personas mayores o incluso programas de acompañamiento en viviendas, para mencionar también hasta ocho intervenciones urbanísticas de calado, similares a las que se realizan desde hace meses con fondos del Plan Confianza de la Generalitat.

También destaca una escuela infantil de 0 a 3 años, así como puntos de recarga eléctrica o un sistema de vigilancia con cámaras del aparcamiento de algunas calles, para ofrecer más seguridad a los viandantes. Buena parte de ellas podrían acabar siendo revisadas en favor de otras inversiones de las concejalías.

Más

Fotos

Vídeos