Las autoescuelas piden cambios en los semáforos

Las autoescuelas piden cambios en los semáforos
Fotolia

La causa, el aumento de los accidente de tráfico en Valencia en 2016 sobre el año anterior

P. M.

El aumento de los accidente de tráfico en Valencia en 2016 sobre el año anterior, al pasar de 7.629 a 8.221 casos, sirvió ayer al presidente de la Asociación Valenciana de Autoescuelas, Juan Carlos Muñoz, a considerar que «elevar el número de sanciones no es el camino para reducir las cifras de 2016 y que a buen seguro se reafirmarán en las del año pasado, donde parece que seguirá la tendencia de subir la accidentalidad y la mortalidad».

Como publicó LAS PROVINCIAS en su edición de ayer, el balance del primer año completo del gobierno municipal tripartito no ha sido nada positivo, pese a que la gestión del tráfico es una de las banderas del Consistorio, en el sentido de reducir la velocidad máxima, fomentar la peatonalización de calles e impulsar la construcción de carriles bici.

Para Muñoz es necesario realizar una «reseñalización integral de la ciudad que nos lleve a que el conductor vea credibilidad en las señales; también que los ciclos semafóricos sirvan para calmar el tráfico y no como ocurre en la actualidad para colapsarlo», citó entre otros casos.

En su opinión, esto ha llevado en la actualidad a observar «cómo los conductores rebasan los semáforos en rojo fruto de la desesperación». La ruptura de la secuencia en verde en algunos bulevares y grandes vías ha sido uno de los elementos más discutidos de estos dos años de mandato, debido a que aumentan la congestión del tráfico y, por lo tanto, la contaminación atmosférica.

El experto indicó que para reducir las cifras de accidentes «sería conveniente realizar campañas de información y concienciación a los conductores, como por ejemplo a circular por las glorietas».

Consideró por último que «habría que aumentar la vigilancia en aquellos lugares donde sistemáticamente los conductores no respetan la señalización, lo que además de una falta de respeto hacia el resto de conductores se traduce en una costumbre fruto de la impunidad».

Fotos

Vídeos