Las Provincias

El Consell ampliará en 2017 el plazo de ayudas a familias de acogida tras las quejas

  • El colectivo teme que este año una parte se quedará sin subvención porque sólo han tenido cinco días hábiles para presentar las solicitudes

valencia. El plazo para presentar la solicitud de las ayudas para gastos extraordinarios de las familias de acogida terminó ayer, después de sólo cinco días hábiles, un escaso espacio de tiempo que indignó al colectivo, al entender que sería muy difícil para buena parte de las familias recopilar toda la documentación y facturas necesarias para optar a la subvención que concede la Generalitat. Ante este malestar, la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas concretó ayer a LAS PROVINCIAS que el próximo año se volverá a ampliar el plazo, tal y como se venía haciendo en los ejercicios anteriores. Además, y para tratar del paliar los problemas originados por el reducido espacio de tiempo previsto para este año, el Consell ha activado un dispositivo especial para agilizar el proceso.

En concreto, se trata de una línea de ayudas para que estas familias educadoras puedan hacer frente al coste de tratamientos médicos, psicológicos, psiquiátricos o pedagógicos que puedan necesitar estos pequeños y que no son sufragados por la red pública. También por si requieren alguna prótesis, tratamientos odontológicos, y ayudas para la guardería o el comedor escolar.

Sin embargo, desde la Plataforma para la Defensa del Acogimiento Familiar de la Comunitat temen que parte de las familias se hayan quedado fuera de las ayudas al no poder presentar la documentación dentro del plazo, mientras que sospechan que el pago de las subvenciones a las familias que sí han podido presentar las facturas no se realizará hasta el próximo ejercicio.

Esta situación, además, llevó al colectivo a trasladar su malestar el martes pasado a la directora general de Infancia y Adolescencia, Rosa Molero, en una reunión que se extendió durante más de tres horas. La plataforma presentó a Molero varios escritos de queja de familias afectadas, en especial de una que está acogiendo a un niño con autismo y cuyos tratamientos médicos les supone un coste de unos mil euros al mes. La responsable autonómica trató de tranquilizarles, anunciándoles que, el año próximo, se volverá a ampliar el plazo de presentación de solicitudes y que se incrementará la dotación presupuestaria, que pasará de los 95.880 euros de este año a unos 115.000 el próximo ejercicio.

Desde la conselleria aclararon que el motivo de la modificación de este año es el cambio de una normativa y que afecta a la regulación de las subvenciones. Por eso, este año la orden de ayudas ha tenido que pasar por varios departamentos (jurídico, Hacienda, etc...) para que finalmente pudiera aprobarse, por lo que se ha retrasado todo el proceso. El plazo, finalmente, ha sido tan escaso con el objetivo de que se pudieran resolver este año.

En la reunión, además, la directora general insistió a las familias educadoras en que, a partir de enero, cobrarán las ayudas generales, denominadas PEIs, de forma mensual (hasta ahora lo venían haciendo a final de año) y que para el próximo año se ha incrementado alrededor de un 60% el presupuesto para los servicios sociales municipales, concretaron desde Igualdad.