Las Provincias

Ribó culpa al cambio climático y la oposición critica «el caos»

  • Las elevadas precipitaciones obligaron a cortar de manera intermitente varios túneles

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, dijo que la ciudad ha de prepararse «cada vez más para este tipo de circunstancias; todos los estudios científicos subrayan que las tormentas y precipitaciones muy violentas son, precisamente, una de las consencuencias del cambio climático». Las elevadas precipitaciones obligaron a cortar de manera intermitente varios túneles, que desde ayer son objeto de una revisión para comprobar que los sumideros están limpios de hojarasca y pueden desaguar sin problemas.

Los grupos de la oposición, Partido Popular y Ciudadanos, no hicieron una lectura tan optimista de lo que ha sufrido Valencia el pasado domingo y madrugada del lunes. La edil de la primera formación Maria Àngels Ramón-Llin dijo que se había producido una «falta de previsión» que provocó la inundación de muchos barrios, pasos inferiores, jardines e instalaciones municipales.

En la misma línea, María Dolores Jiménes, de Ciudadanos, señaló que ni «las previsiones meteorológicas ni la de nivel de emergencia naranja han sido suficientes para que el Ayuntamiento, en lugar de gestionar estas incidencias hayan provocado un caos mayor que el que se presuponía». El portavoz de este grupo, Fernando Giner, criticó la reducción de inversiones en alcantarillado el próximo año, además de la falta de ejecución de obras durante este ejercicio.

Por último, el concejal del grupo popular Alberto Mendoza consideró que los problemas de tráfico se vieron agravados por el «innecesario mantenimiento del cierre tráfico de la plaza del Ayuntamiento».