Las Provincias

«De la barca sólo quedan las cenizas»

«De la barca sólo quedan las cenizas»
  • Las llamas destruyeron una embarcación, su coche deportivo,setos y una barbacoa que acababa de construir

  • Lynn Barrett Británica residente en Xàbia

Tras dos noches fuera de casa por la urgente evacuación en Xàbia, Lynn Barrett, su marido y su hijo descubrieron ayer con tristeza los estragos del fuego en la vivienda. Los setos calcinados dejaban al descubierto los desperfectos. En el lugar donde la familia londinense guardaba dos vehículos especiales, un coche deportivo y una pequeña embarcación sólo quedaban restos ennegrecidos. «De la barca sólo quedan las cenizas», lamentó desconsolada la británica.

Junto a esos daños se apreciaba un amasijo metálico de la carrocería de lo que, hasta pocas horas antes, había sido un coche deportivo. Pero los principales daños en su chalé estaban en el exterior. Dentro sólo se había roto el cristal de alguna ventana por efecto del calor. En cambio, fuera, además de los vehículos y el seto, los aparatos del aire acondicionado se habían derretido. De la pequeña zona de césped no quedaba ni atisbo de vegetación.

Lynn Barrett también lamentó que la barbacoa que acababan de construir hubiera quedado dañada. Donde antes había un pequeño sofá, ahora hay un hueco. Debido a las llamas, Lynn y los suyos se quedaron sin luz y tampoco tenía agua potable. Una bombona de gas permanecía en la piscina. Según explicó la residente británica, «cuando acudieron los bomberos la sacaron de la barbacoa para evitar su explosión». Mientras, mostraba compungida cómo había quedado la casa mientras esperaba la llegada de agentes de la aseguradora para peritar los daños.