Las Provincias

La legislación limita los derivados del aceite de oliva

El centro tecnológico alimentario Ainia ha advertido que la estricta legislación española y las contradicciones que surgen a la hora de interpretar las normativas europeas están limitando el desarrollo de nuevos productos derivados del aceite de oliva, cuando la realidad es que son muy demandados, por lo que existe un gran potencial que se queda frenando de manera paradógica en el primer pasís productor del mundo.

El problema radica en buena parte en que se sigue aplicando un decreto de 1983 sobre aceites vegetales, lo que genera problemas interpretativos con la legislación comunitaria de aplicación para el propio aceite de oliva. En la práctica se traduce todo ello en complicaciones legales para poder mezclar el aceite de oliva con otros ingredientes.

Para José Mª Ferrer, jefe del departamento de legislación de Ainia, hace falta una homogeneización de las normas para evitar de una vez las controversias en este sector.