Una Copa para impulsar el rugby en Valencia

Partido entre Les Abelles y La Vila disputado en el Ciutat en el centenario del Levante. / damián torres
Partido entre Les Abelles y La Vila disputado en el Ciutat en el centenario del Levante. / damián torres

El olímpico César Sempere traza un plan que incluye amistosos de la selección y albergar las Series Mundiales de Seven femenino El partido que se disputará en el Ciutat es la primera piedra de un proyecto para crear un equipo de primer nivel y un estadio

MOISÉS RODRÍGUEZ VALENCIA.

La plantà será la semana que viene. La de la base para instalar en el Ciutat los palos de rugby para la final de la Copa del Rey del 29 de abril. Para fijar las estructuras, es necesario levantar una parte del césped y luego volverlo a colocar, por lo que se va a aprovechar el parón en la Liga. La organización está trabajando con esmero para garantizarse el éxito del evento. Que se repitan las imágenes de un estadio de fútbol con las gradas llenas por una competición del balón ovalado, como ya ha sucedido en el José Zorrilla de Valladolid. El partido entre el Quesos Entrepinares y El Salvador, los dos equipos que lucharán por el título dentro de mes y medio, no es sino la punta del iceberg, el primer paso de un ambicioso proyecto para que el rugby de primer nivel esté de continuo en Valencia.

El plan lo lidera César Sempere, jugador valenciano que acaba de retirarse y que fue olímpico en Río de Janeiro. «El rugby está en un momento de expansión y sería una pena que nos quedásemos fuera de este movimiento. Aunque hay cuatro equipos de la ciudad en la segunda categoría, las diferencias con División de Honor son enormes y cada vez van a ir creciendo más», afirma.

Su idea final, por lo tanto, es que un club dé a los jugadores y jugadoras la posibilidad de competir en la élite sin la necesidad de emigrar, como ya está sucediendo. Asimismo, que se cree una instalación para albergar partidos de la máxima categoría. Este es el fin de un procedimiento que arrancará el 29 de abril. «Somos la tercera autonomía en fichas tras Cataluña y Madrid», apunta Sempere, animado por cómo está respondiendo el rugby valenciano de cara a la final de Copa. Ya se han vendido más de 8.000 localidades, de las cuales 7.000 las han adquirido los clubes de la Comunitat. Aunque la designación de la sede fue polémica -los finalistas son de Valladolid y pretendían que se jugase de nuevo en Zorrilla-, aficionados castellanos ya han comprado entradas.

Este no será el único evento que acoja Valencia. La selección española de rugby 15 certificará este fin de semana, salvo tragedia, su clasificación para el Mundial que se celebrará en Japón en 2019. Antes, el combinado disputará un mínimo de diez amistosos y ya hay un principio de acuerdo con la Federación para que alguno se celebre en Valencia.

También se han iniciado los contactos para que la ciudad pueda ser sede de las Series Mundiales de Rugby 7, que disputa la selección femenina. Esta competición, que fue olímpica en Río, pasa por ciudades de todo el planeta como Vancouver, Singapur, París, Londres o Sidney. La intención es crear un caldo de cultivo, un interés por el rugby en Valencia para el siguiente paso.

Ese sería el del club en la máxima categoría. Para ello, se contaría con el respaldo de la Fundación Trinidad Alfonso, que ya beca a algunas de las promesas del rugby a través del Proyecto FER. Entre ellos están Javier Carrión, olímpico en Río, Marcos Gustavo Poggi, Teresa Bueso, Luz María Redondo o María Calvo, recientemente campeona de Europa con la selección española.

Además, el plan incluye la construcción de un estadio con capacidad de unos 3.000 espectadores: hay un inversor interesado en aportar los 1,6 millones en los que se ha tasado el proyecto. La intención es que la instalación sea rentable, de ahí que sea clave de avivar la afición por el balón oval.

A largo plazo, también sería vital que el club fuera autosuficiente. En principio, se ha presupuestado en algo menos de 350.000 euros. Esto permitiría formar un equipo masculino y otro femenino con los mejores jugadores y jugadoras valencianos para competir en la máxima categoría. Si el proyecto avanzase y contase con la aceptación del público, se podría apuntalar las formaciones con piezas de primer nivel para luchar por títulos nacionales.

Fotos

Vídeos