Suspenden el plan de la Generalitat para reparto de medicinas a residencias

Personas mayores en una residencia de la Comunitat. / Carlos Rodríguez
Personas mayores en una residencia de la Comunitat. / Carlos Rodríguez

El departamento de Carmen Montón afirma que la resolución responde a una «cuestión meramente procedimiental»

L. GARCÉS VALENCIA.

El plan de reparto de medicinas a las residencias previsto por la Conselleria de Sanidad se ha encontrado con un obstáculo. El Tribunal Central Administrativo de Recursos Contractuales ha suspendido de manera cautelar la licitación del servicio de preparación de unidosis y su distribución a los centros de asistencia social sociosanitarios aprobados por la Generalitat Valenciana, según confirmó el Colegio de Farmacéuticos de Valencia, que fue el que recurrió el plan Resi-EQUIfar.

El recurso, tal como la institución comunicó a los farmacéuticos, se presentó contra la licitación de la plataforma logísitica para la preparación de las dosis personificadas «fuera de la oficina de farmacia que la Generalitat aprobó recientemente» al considerar que se infringía «la normativa actual de medicamentos».

Ahora, tras conocerse la resolución del tribunal, la medida queda paralizada de forma cautelar hasta que se conozca el pronunciamiento sobre el fondo del recurso.

Los farmacéuticos mostraron su descontento con la medida desde el primer momento. Cuestionaron la falta de diálogo con los representantes de la Administración y ayer el presidente del colegio de Valencia, volvió a referir esta circunstancia recordando que «pedimos una reunión con el presidente de la Generalitat y otra con la vicepresidencia y no hemos obtenido respuesta».

Giner lamentó que se haya desencadenado esta situación al tiempo que recordó que en su momento presentaron desde el colegio el modelo de reparto preparado por el colegio y que es «de calidad, además de fundamentarse en la eficiencia económica». El presidente de los farmacéuticos señaló que han encargado un estudio económico a una consultora para conocer las ventajas de uno u otro sistema en tanto que «nunca nos han dado datos económicos». Además, mantienen abierta la posibilidad de acudir al Tribunal Constitucional, pues como ya anunciaron disponen de «dos informes jurídicos que aprecian visos de inconstitucionalidad», en tanto que se quiere acabar con la «vinculación de las farmacias a un centro sociosanitario privado».

La Conselleria de Sanidad se pronunció ayer respecto al recurso ante el Tribunal Central Administrativo de Recursos Contractuales. El departamento que dirige Carmen Montón señaló que la presentación y admisión a trámite de un recurso ante el mencionado tribunal «conlleva, de oficio, la suspensión cautelar del proceso de licitación. Es lo que ha sucedido con esta licitación, aunque se mantiene el plazo de presentación de ofertas».

Recalcaron que es «una cuestión puramente procedimental, y la suspensión de oficio se mantiene hasta que el tribunal resuelve el recurso». La conselleria recalcó que ha presentado sus alegaciones y, mientras tanto, continúa con el desarrollo del programa Resi-EQIfar de prestación farmacéutica en residencias. La suspensión afecta a una parte del proyecto, la licitación de la central de unidosis y reparto. Puntualizaron, además, que sigue el desarrollo reglamentario de la ley a través de un decreto y las gestiones para creación de los más de 100 puestos de trabajo ligados al proyecto.

Fotos

Vídeos