El plurilingüismo ya es historia

El conseller de Educación, Vicent Marzà. / efe
El conseller de Educación, Vicent Marzà. / efe

El departamento de Marzà se escuda en que de esta forma racionaliza y dota de eficiencia la ordenación jurídica del sistema educativo La Conselleria de Educación deroga el decreto para evitar sentencias en contra

J. SANCHIS VALENCIA.

La Conselleria de Educación ha dado por fin su brazo a torcer y prepara la derogación del decreto de plurilingüismo aprobado el pasado mes de enero.

El decreto ha estado envuelto en la polémica desde el mismo momento de su aprobación. De hecho, acumula nueve recursos ante los tribunales en su contra y ya ha visto como el pasado mes de julio se anulaba la parte de su articulado que regulaba las certificaciones de idiomas al final de la ESO por considerar que era discriminatoria.

El departamento que dirige Marzà presentará a los sindicatos el borrador del decreto de derogación esta misma semana. Posteriormente, tendrá que ser el Consell el que dé su aprobación definitiva.

En el preámbulo del proyecto de la nueva normativa se señala que el objetivo es «racionalizar y dotar de eficiencia a la ordenación jurídica del plurilingüismo en el sistema educativo valenciano».

También apunta que el motivo de la anulación es la tramitación en Les Corts de «la proposición de ley por la que se regula y promueve» el plurilingüismo en el sistema educativo valenciano.

Sentencias contrarias

Pero esta no es una opinión compartida por todos los agentes sociales. Desde diferentes sindicatos se ha destacado que el conseller ha frenado en seco y dado marcha atrás.

Fuentes jurídicas consultadas por este periódico apuntan que en el caso de un recurso administrativo (como son los presentados por la Diputación de Alicante, sindicatos y otras entidades civiles y políticas) contra un acto de la administración, si ésta lo retira ya no hay razón de ser del proceso. Así, Educación evita nuevos pronunciamientos de los tribunales.

De hecho, desde el sindicato USO señalan que con esta decisión la Conselleria se va a ahorrar toda una serie de decisiones judiciales que pueden ser contrarias a sus posicionamientos, como ha ocurrido hasta ahora, sin necesidad, una vez que la aplicación del decreto se ha minimizado y se está tramitando una proposición de ley en Les Corts sobre el plurilingüismo.

Las mismas fuentes indicaron que la opción tomada por Educación parece que intenta, además, que no se produzcan sentencias contrarias que puedan condicionar la redacción de la nueva ley.

Además, desde el sindicato USO señalaron que con la derogación del decreto «se nos da la razón» y demuestra que «hemos hecho bien yendo a los tribunales».

Desde CSIF, por su lado, señalaron que por fin la Conselleria de Educación «ha hecho caso a los tribunales» y se ha propuesto poner fin a la incertidumbre creada entre los padres y la comunidad educativa.

El único sindicato que ha rechazado la decisión de la Conselleria ha sido el sindicato STEPV que argumenta que Educación se ha precipitado.

En su opinión todavía hay pendientes varias resoluciones judiciales con lo que considera que el Consell ha dado por perdida la batalla judicial antes de hora.

Defensa

En el preámbulo del nuevo decreto ley, la Conselleria de Educación aprovecha para defender la legalidad del decreto de plurilingüismo, que contó con el aval de la Abogacía de la Generalitat Valenciana y con el del Consell Jurídic, y trata de asegurar que todo se hizo manteniendo «la apariencia de buen derecho» y sin ningún tipo de mala fe.

También señala que, salvo la decisión del TSJ de anular la disposición quinta del decreto que se refiere a las certificaciones de idiomas por discriminatorias, no ha habido pronunciamiento judicial contrario sino suspensiones cautelares y todas ellas están en trámite de recurso, incluidos los planteados por la Diputación de Alicante y CSIF.

Fotos

Vídeos