Las Provincias

fotogalería

Un voluntario de Cruz Roja entra en el instituto donde ocurrieron los violentos hechos. :: EFE/MORELL

«Entró dando un portazo, miró a la clase, sacó un cuchillo y empezó a hacer daño»

  • Un menor que resultó herido en el instituto de Villena logró reducir al agresor y la Guardia Civil investiga si el acoso escolar está tras el ataque

Un escolar de 17 años sembró el pánico ayer en un instituto de Villena tras herir con un cuchillo a cinco compañeros de clase, que sufrieron cortes y punzadas leves. El agresor fue reducido por uno de los heridos, Alejandro V. C., un joven de la misma edad que normalmente se sienta a su lado.

Al regresar al instituto Las Fuentes, este menor, que sufrió una incisión en el abdomen y un corte en el mentón, explicó a los periodistas que no ve un detonante claro de las agresiones, y destacó que algunos compañeros le decían al menor detenido que sacaba buenas notas y que solía vestir bien. «Qué notas tan altas sacas» o «vaya chaqueta 'gordica' que llevas» son algunos de los comentarios que algunos alumnos hacían, según este escolar, quien no cree que el arrestado sufriera ningún tipo de 'bullying'.

Los violentos hechos ocurrieron minutos después de las nueve de la mañana cuando comenzaba la clase de Geografía e Historia. El agresor llegó al aula y cerró la puerta de un golpe recio. «Entró dando un portazo, miró a la clase fijamente, sacó un cuchillo y empezó a hacer daño mientras gritaba», relató el joven.

«Ha ido a por todos hasta que lo he tumbado», añadió Alejandro, que aprovechó un momento que miraba para otro lado para tirarlo al suelo. «Se ha tranquilizado y le he preguntado '¿qué estás haciendo?», agregó el escolar, quien insistió en que desconoce qué ha podido motivar el comportamiento violento de su compañero. También dijo que no eran demasiado amigos, aunque solían hablar en clase y el agresor tenía un carácter cerrado. «Sacaba tan buenas notas porque dedicaba mucho tiempo a sus estudios en casa», manifestó.

Le llamaban «empollón»

Otra joven de 16 años relató que el autor de los apuñalamientos es un estudiante «de sobresaliente», y había otros menores que le llamaban despectivamente «empollón». También comentó que en su clase, de otro curso, se enteraron inmediatamente de lo ocurrido por los intensos gritos que llegaban del aula donde se produjo la brutal agresión. Fueron momentos de gran nerviosismo y tensión tanto para los alumnos como para los profesores que acudieron en auxilio de las víctimas.

Los violentos hechos causaron una honda conmoción entre los alumnos y padres del instituto, muchos de los cuales acudieron al centro para recoger a sus hijos. Tras ser detenido por la Guardia Civil, el joven fue trasladado al hospital de Elda para una evaluación psicológica y para que le curaran los cortes que sufrió en una mano. Varias patrullas de la Guardia Civil y la Policía Local acudieron con urgencia al instituto. También se movilizaron dos ambulancias para asistir a cuatro menores con heridas en un brazo, una pierna, la espalda y el abdomen. Una mujer de 54 años y una joven de 17 años también fueron atendidas por crisis de ansiedad.

La mayoría de los escolares que presenciaron los apuñalamientos y los heridos recibieron atención psicológica, y los profesores les explicaron que «el agresor ya no puede hacer daño. La concejal de Seguridad Ciudadana de Villena, Esther Esquembre, calificó de acción «puntual» lo ocurrido y señaló que se ha actuado desde el primer momento para atender «el estado de ansiedad de los chavales», con psicólogos y personal de Cruz Roja.

Además, desde el instituto se pusieron en contacto con los padres para explicarles la situación y les pidieron que durante el fin de semana «tranquilicen» a sus hijos y sigan con la normalidad. Esquembre se felicitó de que solo haya habido heridos leves, y comentó que a una de las agredidas le ha ayudado a minimizar la gravedad de las lesiones el grosor de la ropa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate