Las Provincias

La falta de agua obliga a llevar cubas a las masías de Ares

La sequía que sufre el interior de Castellón ha provocado que el Ayuntamiento de Ares se haya visto obligado a llevar cubas de agua para abastecer a las masías de la zona de la Montalbana, según informó ayer el consistorio.

Desde hace un mes el municipio ya recibe cubas de agua para el consumo de boca en el núcleo urbano. Sin embargo, desde el día 28 de septiembre las cubas también llegan al Molí Sol de la Costa para que se pueda conducir el agua hasta algunas masías y explotaciones ganaderas.

Ante esta situación de sequía, el alcalde de Ares, Abelardo Tena, manifestó su confianza en que el próximo verano no se padezcan los mismos problemas al estar finalizado el depósito que financiará la Diputación de Castellón. Este depósito, con una capacidad de dos millones de litros, permitirá almacenar el agua que llega por decantación desde el nacimiento de agua del barranco de los molinos.

El transporte de cubas de agua ahora suma un capítulo más a las actuaciones de urgencia que LAS PROVINCIAS anunció a finales de agosto que se llevarían a cabo en doce municipios de la provincia castellonense por sufrir problemas con el suministro de agua potable en los domicilios, como Aín, Bejís, Benafigos, Castellfort, Caudiel o Culla.