Las Provincias

Salvan de morir a un perro abandonado en un maletero a 45 grados

vídeo

Los veterinarios tratan a Barbita tras el rescate. / remitido

  • La Policía Local de Cullera imputa al propietario un delito de maltrato animal. La mascota estuvo atrapada durante horas bajo una bicicleta y sin ventilación

Barbita ha vuelto a la vida. La Policía Local de Cullera ha salvado "in extremis" la vida de una perrita que fue abandonada en el maletero de un coche en plena ola de calor. Los hechos sucedieron este lunes en la calle Caminàs dels Hòmens, en la zona de San Antonio. Una empleada del servicio de la ORA fue quien dio aviso a los agentes de lo que sucedía. Cuando esta trabajadora se acercó al vehículo para multarle por no tener el tique de aparcamiento, escuchó unos extraños ruidos en el interior. Ante la sospecha de que pudiera ser un animal, pidió la presencia policial que acudió rápidamente.

Debido a la imposibilidad de localizar al propietario del turismo, los agentes tuvieron que valerse de unos ganchos para poder abrirlo gracias a una rendija de apenas un centímetro que había quedado en una ventana no bajada del todo.

Tras lograr acceder al interior del coche, se pudo desbloquear la puerta del maletero. Fue entonces cuando la sorpresa de la Policía resultó enorme. En el interior hallaron una perrita de raza mixta y unos cuatro años atrapada debajo de una bicicleta. La mascota estaba al borde de la muerte, completamente deshidratada por las temperaturas de más de 45 grados que había tenido que

Barbita tras el rescate.

Barbita tras el rescate. / remitido

soportar, sin agua ni ventilación.

Durante su agonía, el can había vomitado y defecado en el interior del maletero, en el que se sospecha pudo estar atrapado durante largas horas en una jornada en la que en la ciudad el bochorno fue insoportable.

Con la ayuda del vecindario, la Policía Local le procuró agua y le trasladó rápidamente a una clínica veterinaria para su reanimación. Afortunadamente, el personal sanitario logró estabilizarla y la entregó a la protectora local Esperança Animal para su custodia. En el centro se pudo comprobar que la perra, que ha sido rebautizada como Barbita, no disponía de chip.

Vía administrativa y penal

Por su parte, la Policía Local de Cullera ha abierto diligencias y ha localizado ya al propietario del coche, un vecino de Madrid que responde a las iniciales de E.T.P. y que cuenta con antecedentes penales.

Los agentes, que grabaron el rescate como prueba judicial, han puesto el caso en manos de la Justicia y han abierto la vía administrativa y penal, imputándole a E.T.P. un delito por maltrato animal.

El oficial 36 al mando del servicio ha explicado que "si llegamos 15 minutos más tarde, el animal se hubiera muerto".

Al respecto, la concejal de Policía, María José Terrades, ha querido agradecer a los agentes "su excelente actuación" en un caso que aunque trágico en su inicio ha tenido un final feliz.

Asimismo, la concejala ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que se respeten los derechos de los animales y ha señalado que la Administración local cullerense hará todo lo que esté en su mano por que se cumpla la ley también en esta materia y además promoverá campañas de concienciación.