https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El gol del Valencia CF que se marcó tres veces

Marcelino aboga por la renovación del central y el club está por la labor pero afirma que tratará el asunto en junio | Garay calca el tanto que ya firmaron Otamendi y Ayala ante el Real Madrid

T. CALERO VALENCIA.

El 4 de enero de 2015 se planta el Real Madrid en Mestalla como líder de la Liga. Tiene el conjunto blanco ocho puntos más que el Valencia de Nuno, cuarto y metido de lleno en la pelea con el Atlético por la tercera posición. Cristiano Ronaldo marca de penalti, pero Barragán iguala el encuentro en el minuto 51. Poco después, Parejo va a lanzar un córner en el fondo norte y busca como cómplice a Nico Otamendi. El argentino se eleva, gana la partida a Sergio Ramos e instala la locura en Mestalla. El 2-1 se mantuvo hasta el final del choque y el Valencia adelantó el regalo de Reyes a sus aficionados.

Ese tanto de Otamendi, central argentino de fantástico recuerdo y fugaz paso por el Valencia, ya lo había marcado Roberto Fabián Ayala, el hombre que le convenció para que firmara por el club de Mestalla. En realidad, Ayala le hizo dos tantos al Real Madrid, ambos en el Santiago Bernabéu aunque ninguno sirvió para ganar. El 5 de enero de 2003, Ayala aprovecha la asistencia de Fabio Aurelio para empatar un partido que empezó a desequilibrar Ronaldo Nazario. Las tablas duraron poco, porque el Real Madrid se llevaría la victoria por 4-1 gracias a los goles de Zidane, Guti y Portillo.

Ayala volvería a perforar la portería del Bernabéu un año después: el 15 de febrero de 2004, temporada de la Liga. El argentino tuvo esta vez a Angulo de perfecto pasador y a Helguera como víctima. Sobre el cántabro voló Ayala para poner en ventaja al Valencia, a quien le birlaron los tres puntos con el famoso 'penalti' de Marchena a Raúl concedido por Tristante Oliva.

Quince años después del zarpazo de Ayala, cuatro desde el bote de Otamendi, Ezequiel Garay se propuso emular a sus dos compatriotas. Parejo dio la asistencia a Otamendi en 2015 y repitió el miércoles con Garay, aunque el lanzamiento de córner fue desde la esquina contraria. Si Otamendi se adelantó a Sergio Ramos, Garay fue más listo que Casemiro para cabecear fuerte y casi a placer sobre la portería de Keylor Navas. El tanto amplió la diferencia en el marcador y el 2-0 fue inamovible hasta el intrascendente tanto de Benzema en el último suspiro del encuentro.

Garay, por cierto, no sólo creó una fotocopia de los goles de Otamendi y Ayala, sino que cuajó una portentosa actuación como tantas y tantas firmaron sus compatriotas, especialmente el 'Ratón'. La temporada de Garay no deja lugar a dudas, el defensa de Santa Fe es el líder de la zaga valencianista y uno de los centrales más en forma de la Liga española. Su gran estado 'obliga' a repasar su situación contractual, puesto que Garay finaliza el 30 de junio de 2020 y el club de Mestalla debe tomar una decisión definitiva respecto al futuro de un futbolista que cumplirá 33 años en octubre.

Marcelino tiene una postura muy clara sobre el futuro de Garay. «El Valencia debe mantener a futbolistas de ese nivel en lo personal y lo profesional. Estoy seguro que el club hará lo posible para mantenerlo», dijo el técnico tras la victoria ante el Real Madrid. «Garay está haciendo una extraordinaria temporada. Creo que es un jugador muy importante para el Valencia por su experiencia y por cómo se comporta como compañero», amplió Marcelino respecto a Garay, que esta temporada ha jugado 27 partidos y se perdió 15 por lesión.

El club sabe de sobra la intención de Marcelino y está por la labor de prorrogar el contrato de Garay más allá de 2020 aunque asegura que no tomará una decisión firme hasta que finalice la presente temporada. Cabe recordar que Garay -representado por Jorge Mendes- llegó en verano de 2016 por unos 25 millones de euros y se encuentra entre los mejores pagados de la plantilla valencianista.