https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

La victoria de la máquina

Rodrigo celebra su gol./EFE
Rodrigo celebra su gol. / EFE

Mina y Rodrigo anticipan la rebelión de los jóvenes, liderada por Kangin Lee | El equipo de Marcelino funciona a la perfección, Kondogbia se retira con molestias y la afición lleva en volandas a Zaza, que tiene pie y medio fuera

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

Este Valencia está muy fino. Victoria contundente en Mestalla, portería a cero y la rebelión de los jóvenes para poner la guinda a una presentación centenaria que fue una fiesta. No hizo falta ni utilizar el VAR porque los de Marcelino fueron superiores. Mina y Rodrigo dieron paso a Ferran, Kangin Lee y Escobar, un futuro voraz.

La gran virtud del Valencia es que es una máquina engrasada. Todavía pendiente de mínimos ajustes pero lista para competir. Marcelino, con su trabajo desde la temporada pasada, ha logrado ensamblar un equipo,el gran éxito del grupo. El técnico asturiano lo tiene claro y así lo machaca día tras día dentro del vestuario: el beneficio colectivo es el progreso individual y viceversa. En el Valencia, con individualidades notables, el todo siempre es el primer mandamiento. El entrenador señaló al terminar la temporada pasada que esperaba contar en esta con una mejor plantilla con una premisa: más calidad que cantidad. Y el plan marcha según lo previsto. Ayer en Valencia ofreció una imagen sólida, consistente y solidaria. La primera parte fue notable conforme pasaron los minutos. En los primeros compases hubo dudas pero se esfumaron de golpe en el momento en el que los de blanco se hicieron con el centro del campo. Kondogbia y Parejo son una de las parejas de la Liga.

La escasa presencia del Bayer fue visible hasta que Santi Mina puso en ventaja a su equipo. Wass robó un balón, cedió a Garay, que con una espuela maravillosa y precisa, sirvió al delantero gallego que colocó el balón lejos del alcance del portero alemán. En la jugadas, dos nombres propios. El de Wass, como ejemplo de la polivalencia deseada por Marcelino, y el de Mina, que con Batshuayi en la grada mandó un mensaje de que nadie le cuelgue el cartel de suplente. Tendrá minutos.

A partir de ahí, sólo existió el Valencia sobre el terreno de juego. Las molestias de Kondogbia -problema muscular en la pierna izquierda- dieron paso a Ferran Torres a la banda derecha y Carlos Soler al centro. El de Foios madura a pasos agigantados y Soler, con el 8 a la espalda, lleva camino de dar relato a la nueva era. Marcelino ha confeccionado una plantilla para que los imprevistos no generen desequilibrio. Y esa es la gran virtud del Valencia.

Minutos después del gol de Mina, el gallego redondeó su buena primera parte con una asistencia a Rodrigo para que consolidara la ventaja en el marcador. Un tanto como los muchos que se vieron la temporada pasada en Mestalla. Combinación y solidaridad entre delanteros. Rodrigo, con tres tantos en esta pretemporada, se ha convertido en el máximo goleador del equipo.

3 Valencia CF

Jaume, Piccini, Gary, Paulista, Gayà, Kondogbia, Parejo, Soler, Wass, Santi Mina y Rodrigo -también jugaron- Ferran Torres, Neto, Diakhaby, Lato, Vezo, Zaza, Kangin Lee, Murillo, Racic, Jordi Escobar

0 Bayer 04 Leverkusen

Ozcan, Weiser, Tah, S. Bender, Wendell, Baumgartlinger, L. Bender, Brandt, Havertz, Alario y Volland. -también jugaron- Paulinho, Kohr, Dragovic, Thelin

GOLES:
1-0, Santi Mina (28'). 2-0, Rodrigo (36'). 3-0, Kangin Lee (85')
ÁRBITRO:
Mateu Lahoz. Amarilla a Ferran.
INCIDENCIAS:
En Mestalla se dieron cita 43.194 espectadores. Miles de aficionados esperaron en la calle la llegada del autobús del equipo

El Bayer no se tomó el partido a broma. De hecho, en la segunda mitad compareció con los mismos jugadores que iniciaron el partido y puso en aprietos a los locales. El punto negro para el Valencia, un remate de Volland en un saque de esquina. Las jugadas a balón parado son una obsesión para el técnico asturiano. Como nombres propios, el partidazo de Piccini, que ha hecho buena la salida de Montoya en lo deportivo y en lo económico, y el cariño que la afición tiene por Simone Zaza, un delantero que no es del gusto de Marcelino pero que enamora a la afición, que lo vitoreó al salir al terreno de juego -salió a hombros en esa recuperación en el lateral-. Los jóvenes, de sobresaliente, con un surcoreano maravilloso que anotó el tercero. Kangin Lee tuvo el debut soñado en Mestalla.

 

Fotos

Vídeos