https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

La Champions no perdona al Valencia

Juventus-Valencia./Agencias
Juventus-Valencia. / Agencias

El conjunto blanquinegro cae eliminado en Turín y jugará la Europa League

Toni Calero
TONI CALEROTurín

El golpe definitivo lo asestó la Juve, pero el Valencia se tambaleaba por la Champions desde el 23 de octubre. Contra el Young Boys, un neófito en este territorio cuyo césped es capaz de generar más debates que su sistema de juego, se dejó llevar el conjunto blanquinegro superado por la ambición de un rival que sabía menos pero quiso más. Desde entonces practicó el funambulismo el Valencia, que dice adiós a la Liga de Campeones de forma cruel pero sin la capacidad de poner peros. Entraba dentro de los planes la derrota en Turín, contra una Juventus candidata a conquistar el torneo, y recibió la noticia del tanto de Fellaini cuando se relamía pensando que todo se decidiría en Mestalla.

Mourinho y su Manchester United siguen con vida porque fueron los únicos capaces de derrotar este año a la 'Vecchia Signora' y ayer, cuando peor pintaba el asunto, solventó el partido en el último momento. Estando contra las cuerdas apareció una chispa de grandeza para hundir a Young Boys y Valencia. Ambos conocen ya su destino: los suizos serán cuartos del grupo y el equipo de Marcelino disputará la Europa League. Caer al torneo 'b' del viejo continente pudo parecer lógico cuando las bolas cruzaron al Valencia con Juventus y Manchester United, pero después de cinco partidos de competición queda el regusto de que el conjunto de Marcelino pudo jugar y sumar más de lo que reflejan la imagen y los puntos acumulados. La realidad convierte la visita del United a Mestalla en intrascendente, un regalo menos para la afición en la temporada del centenario, y en cierto sentido otorga algo más de margen de maniobra en Liga, la competición que priorizan la propiedad y los técnicos. Puede que con el tiempo el descenso de Champions a Europa League se vea de otra manera, pero de momento este trago no pasa.

No había sido fácil para el Valencia mantener las pulsaciones bajo control al principio del choque en Turín. En el Juventus Stadium, 40.000 asientos, una caldera, salpicaban imágenes de Platini, Roberto Baggio, Zidane o Del Piero mientras la grada bianconera se agolpaba contra los cristales viendo calentar a una pléyade de estrellas. A Marcelino vino a avisarle el cuarto árbitro en el minuto uno: 'usted, no se salga de la zona permitida'. Pero la tensión de Marcelino danzaba por las nubes y Cristiano Ronaldo, con dos intentos en un suspiro, no ayudó precisamente a enfriar los ánimos valencianistas. El plan visitante se descubrió pronto. El esbozo lo hizo el técnico durante la comparecencia previa en Turín. «No iremos a por el partido a lo loco. Será largo y probablemente tortuoso». Así que el Valencia se refugió regalando el balón a la Juve, que acabaría la primera parte con más del 60% de posesión. Por momentos pareció un imposible, pero al abrigo de Coquelin crecían sus compañeros: lanzaba los contragolpes, rebañaba lo que pedía contra Pjanic y Dybala y ponía el sentido común y la pausa. Justo después de que la Juve reclamara un penalti de Kondogbia, Wass tuvo una buena ocasión para darle un susto a la 'Vecchia Signora'. Su lanzamiento se fue desviado, pero el Valencia había descubierto que su proyecto de partido era válido. Significaba volver a las raíces, porque si el conjunto blanquinegro volvió a disfrutar este año de la Liga de Campeones fue, principalmente, por su prodigiosa interpretación del contragolpe. Hizo del juego de velocidad al espacio un arte. La cuestión pasaba ayer por si con esa fórmula le valdría para llevarse por delante a un equipo con tanta mili como la Juventus.

Cuando Gayà, a la media hora, vio la amarilla que le impide disputar el duelo ante el United, Kondogbia ya había dejado patente que continúa a años luz de lo que fue y representó en el equipo. La actuación de Kondogbia fue tan floja que obligó a Marcelino a sustituirle para dar entrada a Soler. La pobre versión del africano 'salvó' de la quema a un Guedes comprometido pero sin la frescura física para elegir la mejor opción. Ayer, en un escenario idóneo para mostrarle a Europa de lo que es capaz, se pasó de frenada en la mayoría de las ocasiones y le faltó fuelle en las restantes. Tampoco Batshuayi, capaz de utilizar el tacón para perder su primera posesión del partido, mejoró a la dupla de delanteros titular. Rodrigo claudicó al descanso por unas molestias físicas y Marcelino eligió a Gameiro para acompañar a Mina, más voluntarioso que efectivo.

La triste historia de Turín pudo haber cambiado si Szczesny no hubiera volado como lo hizo para detener el cabezazo de Diakhaby en la última jugada de la primera parte. La Juve se agarró a la velocidad y los regates de Cancelo a la espera de que uno de sus hombres de ataque apareciera. Allegri quería ganar para dejar sellado el pase. Y el técnico pudo al fin celebrar el gol de la victoria cuando Ronaldo bailó a Paulista para dejarle el gol hecho a Mandzukic.

A partir de ese momento el valencianismo pasó más tiempo pendiente de los minuteros de Old Trafford que de la batalla de Turín. En un carrusel de balones perdidos dio la Juve con la tecla para comprobar que Neto es un portero de plenas garantías. El brasileño se empeñó en el 1-0 y de ahí no se pasó pese a la picardía de Diakhaby, que se fue como un rayo a celebrar su tanto con el árbitro preparando la tarjeta para castigarle por utilizar la mano. Guedes tuvo el empate, pero de nuevo escogió mal, y el Valencia se fue a saludar a su gente del estadio cuando atronaron las noticias desde Manchester. El United lo había vuelto a hacer, como en la cuarta jornada en el Juventus Stadium. Fellaini guillotinó los sueños de un Valencia al que la Champions no perdonó su tremendo error en Suiza. La Champions nunca perdona.

1 Juventus FC

Szczesny; Cancelo, Bonucci, Chiellini, Álex Sandro (Cuadrado, m.46); Pjanic, Bentancur, Matuidi; Dybala (Douglas Costa, m.79), Ronaldo y Mandzukic

0 Valencia CF

Neto, Wass, Diakhaby, Gabriel Paulista, Gayà; Parejo, Kondogbia (Carlos Soler, m.72), Coquelin, Guedes; Rodrigo (Gameiro, m.46) y Santi Mina (Batshuayi, m.67)

GOLES:
1-0, m.59: Mandzukic
ÁRBITRO:
William Collum (SCO). Amonestó por el Valencia a Gayà, Diakhaby, Guedes, Batshuayi y Kondogbia, y por el Juventus a Bentancur, Matuidi y Cuadrado
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la quinta jornada del grupo H de la Liga de Campeones disputado en el Juventus Stadium