https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Valencia CF

La cooperativa asegura que ya tiene las reservas para comprar Mestalla

El viejo Mestalla. / irene marsilla
El viejo Mestalla. / irene marsilla

El acuerdo con el Valencia para firmar el contrato en octubre recoge un mínimo del 70% de compromisos y ADU Mediterráneo maneja una cifra del 80%

Juan Carlos Valldecabres
JUAN CARLOS VALLDECABRESValencia

Un mes se cumple desde que Mateo Alemany confirmara la venta del viejo Mestalla a ADU Mediterráneo y todo parece que va sobre ruedas y a buena velocidad. A mediados de abril, el director general del Valencia anunció que la formalización del compromiso entre el club y la cooperativa estaba supeditada a que esta última pudiera cumplir, como hito principal, con el 70% de la venta de las viviendas, aunque Alemany abrió la posibilidad de que incluso llegando al 65% se pudiera igualmente formalizar la operación. Pues bien, transcurrido este primer mes de puro proceso comercial, ya se ha recogido en torno al 80% de firmas de cooperativistas con derecho preferente para hacerse con los pisos. Es decir, Valencia y ADU Mediterráneo pueden respirar tranquilos, si bien desde la cooperativa nunca se ha expresado la más mínima duda sobre el éxito de este particular proyecto.

Si el ritmo de compromisos antes de que se diera luz verde oficial a la venta era bueno, desde que Alemany verbalizó el acuerdo el ritmo sufrió un aumento considerable. De hecho, cuando cristalizó el pacto ya se había cubierto en torno al 54%, cifra que apagaba los posibles temores al fracaso. Cada semana se recogen firmas de una cifra que circula sobre los 35 nuevos cooperativistas, mientras que ADU Mediterráneo tiene peticiones de información -luego no todos dan el paso definitivo- que llegan a los 1.250 interesados. La media diaria de personas que se acercan a ADU y a las oficinas Concovi (Confederación de Cooperativas de Viviendas de España) es de cuatro.

Por todo ello, el final de temporada para el Valencia va camino de ser redondo tanto en lo deportivo como en lo que se refiere a la situación del traslado al nuevo estadio, que es lo que en definitiva tiene pendiente Peter Lim.

1.250 particulares más han pedido información y cada semana se apuntan unos treinta

El Valencia, como así se asegura desde la cooperativa, está al tanto del intenso goteo de cooperativistas (hay una comisión creada al efecto con Deloitte y CBR) que, para hacerse con el derecho a una vivienda en lo que será el solar del viejo estadio, depositan una fianza de 3.000 euros. El precio que se ha fijado máximo para los pisos es de 4.000 euros por metro cuadrado, pero el propio régimen de cooperativismo permite que se rebaje el montante final en el caso de obtener más dinero del que se ha planteado en la gestión de la venta del terciario.

Precisamente sobre el terciario es donde ADU ha puesto el foco ahora. Una vez parece navegar con viento a favor el apartado de las viviendas, ahora cobra importancia la comercialización del terciario. Y eso no es tan fácil de colocar como los pisos, al menos exige una mayor negociación y cuidada operación. De ahí que en las últimas fechas se hayan mantenido diversas reuniones en Madrid para encontrar la mejor propuesta, no sólo en lo que a precio se refiere sino también en cuanto a fórmula de pago. Hasta 27 grupos han preguntado y a todos ellos se les está dando cumplida información en encuentros que se tienen que prolongar como mínimo durante junio. Al menos esa es la previsión.

El tema del terciario no implica que se frene el camino que hace referencia a las viviendas. De hecho, se ha puesto el día 12 de junio como fecha en la que podría presentarse a la luz el proyecto definitivo para las cinco torres de viviendas de uso privado que se van a construir. El Ayuntamiento, por su parte, tiene dos edificios que destinará a viviendas de uso social, aunque sobre ellos ADU ya expresó su intención de hablar con los responsables municipales con el fin de ver de qué manera se podía estrechar la colaboración.

La celebración de las elecciones municipales puede afectar de alguna manera a la situación pero de manera más puntual que otra cosa. Joan Ribó ya dio su aprobación pública al proyecto.

A los que adquieran ahora un piso les queda por delante un periodo de tres años para ir pagando progresivamente un tercio del valor de la vivienda que elijan, y luego el 70 por ciento restante irá ligado a un crédito con el banco. Con todo ese dinero, el Valencia poco a poco irá cobrando lo pactado y pagando así la reanudación de las obras del nuevo.

Viviendas en Mestalla