https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Batshuayi queda sentenciado

Cabezazo de Gameiro que supuso el gol del Valencia tras la decisión del VAR. / EFE
Cabezazo de Gameiro que supuso el gol del Valencia tras la decisión del VAR. / EFE

Gameiro defrauda pero firma el primer gol que decide el VAR en la historia de la Copa | Marcelino fulmina en el descanso al belga tras una horrorosa primera parte y Diakhaby comete un gran error en el tanto del Sporting

José Molins
JOSÉ MOLINSValencia

Michy Batshuayi colmó anoche la paciencia de Marcelino. El belga está sentenciado y parece complicado que vuelva a jugar con el Valencia tras su decepcionante partido en Gijón. La intención del club es que salga en este mercado de enero y tras su pobre actuación ante el Sporting, esa decisión cobra más fuerza. El entrenador fulminó al delantero al sustituirlo en el descanso, después de una primera parte en la que hizo todo mal.

En especial en su primer contacto con el balón, al minuto de juego. Recibió una mala cesión de un defensa del Sporting, y tras controlar solo ante el portero, no supo definir y fue demasiado lento en boca de gol. Ya no levantó cabeza de su error y fue de despropósito en despropósito hasta el descanso.

Recibió una bronca de Marcelino al cruzarse el campo en horizontal, cortando cualquier atisbo de peligro, tras no encontrar opciones de pase y acabó perdiendo el balón en la banda contraria. Se entretuvo demasiado en el área cuando recibía el balón, hasta desesperar a sus compañeros y al entrenador, que incluso se llevó las manos a la cabeza en alguna ocasión tras echarle en cara al delantero una pérdida de balón. Incluso Kangin Lee le tuvo que pedir al belga y a Gameiro que se movieran más, que hicieran algún desmarque para pasarles la pelota. Un jugador que desespera y que va por libre, como se pudo comprobar en el paseo matinal del equipo por Gijón, cuando caminaba solo, el último, varios metros separado del resto de sus compañeros.

Batshuayi además pudo redondear su noche para olvidar con una expulsión, pero Undiano Mallenco se la perdonó. El belga le dio un manotazo al futbolista del Sporting Sousa que le pudo haber costado la tarjeta roja, ya que por primera vez en la historia de la Copa del Rey había VAR.

En el primer minuto el belga falló una ocasión clamorosa y ya no levantó cabeza hasta el descanso

Diakhaby se quedó parado y permitió el remate fácil de Noblejas, que se suma a sus errores ante el Alavés

El Valencia lo estrenó anoche en Gijón y el videoarbitraje fue decisivo, al corregir al colegiado con el gol del empate, tras dos minutos de indecisión mientras se comprobaba la legalidad del tanto. La primera diana de la competición en 117 años de antigüedad concedida por la tecnología. Aunque con suspense por la identidad, ya que finalmente fue para Gameiro, al considerar el árbitro que no estaba en fuera de juego y que el disparo de Parejo no traspasó la línea por completo. Una acción que sirvió también para blanquear el mal partido del francés, desaparecido en todo momento, con poca movilidad y sin intensidad.

El que también fue objeto de las críticas es Mouctar Diakhaby, que tuvo un error de bulto en el gol del Sporting. El central se quedó parado ante Noblejas, que remató a placer a la red, adelantándose al francés. Una desafortunada acción que se suma a sus fallos en Vitoria que costaron la derrota ante el Alavés y que señalan al joven defensa como uno de los futbolistas en peor momento de forma del equipo. Aunque también Vezo permitió que lo desbordaran con facilidad por la banda en el gol asturiano.

Más sobre el Sporting-Valencia