Ribó sólo ha gastado 2.188 euros en la Albufera en obras en lo que va de año

La gola del Pujol, vista desde la carretera de El Saler. / manuel molines
La gola del Pujol, vista desde la carretera de El Saler. / manuel molines

El Ayuntamiento tiene pendientes inversiones que superan los 850.000 euros, además de partidas para farolas y torres antiincendios

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

El gobierno municipal destinó este año una partida de 855.974 euros para inversiones a la concejalía Devesa-Albufera. Aunque parezca increíble, a 31 de julio se habían gastado de esta cantidad 2.188 euros, en concreto para certificar unas obras realizadas en los viveros municipales.

La cantidad de los proyectos pendientes de ejecución es todavía más alta al añadir los 30.116 euros previstos para la colocación de nuevo alumbrado. Las obras están adjudicadas, pero la empresa todavía no ha entregado ninguna factura al Consistorio, es decir, no ha terminado ninguna parte de la intervención.

Así figura tanto en el documento semestral que realiza Intervención como en el estado mensual de las obras, en este caso a 31 de julio. El pinchazo completo del gobierno del alcalde Joan Ribó en la Devesa de El Saler se completa con otros 428.338 euros que se presupuestaron para la colocación de torres de extinción de incendios, una iniciativa paralizada hasta que las apruebe la Generalitat. La Conselleria de Medio Ambiente puso tantas pegas en la anterior legislatura que la concejalía de Bomberos no tuvo más remedio que suspender la adjudicación del concurso.

Infraestructuras y reforma de edificios centran las partidas más elevadas en el parque natural

Los 855.974 euros se reparten entre varios epígrafes y corresponden a la reforma de edificios y otras obras en el parque natural. La cantidad procede de una modificación de créditos, es decir, fueron añadidos al presupuesto de este año con dinero sobrante del ejercicio anterior.

Esta es una de las posibles explicaciones a una demora tan elevada. La alcaldesa en funciones, Luisa Notario, respondió ayer a las críticas del grupo popular por la falta de limpieza en las acequias de la Albufera diciendo que el mandato pasado se intervino «dragando y limpiando muchas motas que precisamente el PP de Catalá tenía olvidados desde hacía muchísimo tiempo».

Catalá y la también concejal del PP Julia Climent se reunieron con la Junta de Desagüe de la Albufera para abordar las necesidades que tiene esta institución histórica, encargada de manejar las compuertas de forma que el nivel de los campos y laguna sea el adecuado para el cultivo del arroz. Tras el encuentro, la primera alertó del bajo grado de ejecución de las inversiones. «A 30 de junio, sólo han ejecutado un 0,2% de las inversiones previstas, muchas de ellas aprobadas vía modificaciones ya que en su plan inicial no había previsto ni un euro. Hay partidas de reposición de infraestructuras que seis meses después de aprobarse se han ejecutado cero euros».

«Esta es la realidad del gobierno municipal presidido por Compromís. Sus palabras y compromisos son huecos porque a la hora de la verdad invierten poco en nuevas infraestructuras en la Albufera como pueden ser las motas o las bombas necesarias para mantener el nivel de los campos», señaló, para anunciar una moción en el próximo pleno para pedir al gobierno municipal que invierta en limpieza, dragado e infraestructuras.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, recordó una iniciativa similar que presentará junto a la edil Amparo Picó en el mismo sentido. «La Junta de Desagüe ha solicitado al presidente de la misma y alcalde de Valencia, Joan Ribó, el dragado de diversas zonas del lago y limpieza de la zona ante la nula inacción que se está produciendo». Por este motivo, se propondrá que los técnicos municipales inicien las medidas para el dragado de las motas. También que se limpien las acequias y que se convoque una reunión extraordinaria de la Junta.

Así las cosas, las intervenciones pendientes en la Albufera centrarán los primeros debates en el Consistorio a la vuelta de las vacaciones estivales, a la espera de que mejoren las cifras de obras ejecutadas por completo en Valencia.

«El alcalde es responsable del daño que pueda sufrir el lago», recrimina la Junta Los regantes insisten en que es imposible mantener el nivel del agua como se pretende

El secretario de la Junta de Desagüe de la Albufera y presidente de la Comunidad de Regantes de Sueca, José Pascual Fortea, denunció tras su encuentro con Catalá que se encuentran «totalmente abandonados» y alertó que el seguro agrario no cubriría los daños ocasionados ante un episodio de fuertes lluvias en el próximo otoño, por lo que «el alcalde y el Ayuntamiento serán responsables de lo que pueda ocurrir».

Fortea se sumó a las críticas a la renuncia del alcalde a la presidencia de la entidad, aunque aseguró que es «más cobarde» la actitud del concejal de Devesa-Albufera, Sergi Campillo, quien «siempre prometía arreglar los problemas de la Albufera, pero en los cuatro años que ha estado no lo ha hecho».

En relación a las diligencias de investigación penal y las preprocesales contencioso administrativas abiertas por la Fiscalía Provincial de Valencia tras haber tenido conocimiento del descenso de los niveles de agua de la Albufera, el secretario de la Junta de Desagüe aseguró que no se puede mantener el nivel de agua al 10% porque «pondría en peligro todos los cultivos».

Catalá rechazó por su parte la intención del alcalde de apartarse de la presidencia de la Junta, algo que según la entidad de momento se limita a una llamada telefónica desde la alcaldía. «Es imposible que deje de ser el presidente nato como lo ha sido el primer edil de Valencia los últimos 92 años», dijo, para añadir que «esa huida no es posible de ninguna manera, es un ejercicio de cobardía que no está a la altura de lo que es la ciudad y ser el alcalde de Valencia».

Más sobre la Albufera