Los organizadores critican «la inacción municipal, que genera mucha incertidumbre»

Montaje de los escenarios del festival, esta misma semana. / juan j. monzó
Montaje de los escenarios del festival, esta misma semana. / juan j. monzó

La solicitud llegó al Consistorio hace ya un mes, aunque desde el tripartito insisten en que la documentación final se completó el pasado lunes

Á. S.

Enfado monumental el que tenían ayer los organizadores del festival. Emitieron un duro comunicado en el que aseguraban que cumplían sobradamente con todos los requisitos legales que se requieren para la celebración de un evento como las paellas. «No entendemos el revuelo y la incertidumbre generados», lamentaron. La empresa consultó con sus abogados durante toda la tarde, pero finalmente decidieron mantener la celebración del evento.

«Como marca la ley, toda la información sobre el evento se presentó por registro de entrada en el Ayuntamiento de Valencia el 12 de marzo, hace un mes en tiempo y forma. A partir de esa fecha, durante estas cuatro semanas se han producido contactos constantes con todas las instancias municipales para acabar de perfilar todos los dispositivos necesarios en materia de seguridad, accesos, sanitarios o de limpieza, entre otros», explicaron los organizadores. El Consistorio, por su parte, asegura que la documentación se cumplimentó el pasado lunes, día 8, a cuatro días de la celebración de las paellas en La Punta.

«Paralelamente se ha mostrado la disposición absoluta de la organización a asumir y cumplir todos los requisitos del Ayuntamiento y de cualquier instancia que sean necesarias para que el evento pueda celebrarse sin problemas, muy por encima de lo que la ley nos requiere. La organización sostiene que durante la última semana se ha coordinado con el Ayuntamiento de Valencia sobre el dispositivo de seguridad y de control de accesos, coordinado con Policía Local de Valencia e informado a Delegación del Gobierno», indicaron desde la organización.

La empresa señaló ayer que no entiende por qué el miércoles «los técnicos nos informaban que todo estaba bien y ya se conocían informes favorables de bomberos y policía» y ayer se encuentran con la suspensión. «El Ayuntamiento de Valencia se ha volcado hasta la fecha con una solución a un evento para el que ya se habían vendido 25.000 entradas entre la comunidad universitaria, y se puso a trabajar en aras de colaborar con la organización, ante la posibilidad de que sin un espacio para las paellas se pudiera generar desorden y una situación de alarma en la ciudad de Valencia, así como la celebración de forma espontánea de botellones en algunas zonas de la ciudad por parte de los estudiantes que tenían previsto acudir al evento, como ya ocurrió en algunas ediciones donde también se suspendieron», apuntaron desde la entidad organizadora.

«No se entiende cómo el propio Ayuntamiento de Valencia, espera a pocas horas de la celebración del evento para sin concretar las razones a debate, genere una incertidumbre enorme a los 25.000 jóvenes universitarios, a los artistas, a las marcas y a los organizadores del evento», lamentaron.

Paellas universitarias Valencia 2019