«La empresa juega con nuestra ilusión y con nuestro dinero»

Paula Pérez, con una de las entradas al festival. / lp
Paula Pérez, con una de las entradas al festival. / lp

Los jóvenes no entienden que la organización eligiese La Punta sin los permisos municipales y los vecinos lamentan la actitud del Consistorio

ANA CORTÉS / L. SORIANO

A la indignación de los universitarios se suma la confusión que genera la propia organización de Paellas Universitarias 2019. Su directiva, a través de redes sociales y cadenas de mensajes, mantuvo durante buena parte de la tarde que el evento sí se celebraría. Y el malestar entre los jóvenes no cesa. Miguel Rodrigo, estudiante de Educación Social de la Universitat de València, no vivirá las que iban a ser sus primeras paellas universitarias. «No me sorprende mucho lo ocurrido», comenta Rodrigo. «No había un sitio fijo y otros años la organización ya ha cancelado el evento». No obstante, crítica que la empresa juegue con «la ilusión de más de 20.000 personas y su dinero sin ni siquiera tener un lugar claro».

D. M, estudiante del Grado de Periodismo en la Universitat de València, asegura que «el trato por parte de la organización es deleznable y también la actuación del Ayuntamiento de Moncada que se ha esperado hasta la semana anterior para denegarles un permiso que tenían desde marzo». «Solo hay dos soluciones», exige: «O que nos devuelvan el dinero de las entradas y el de las camisetas, o bien que se proponga una nueva fecha lo antes posible».

Paula Pérez y Claudia Tortosa, alumnas de Magisterio Infantil de la Universidad Católica de Valencia, se sienten cabreadas. Su grupo de amigas al completo, diez chicas en la veintena, iba a asistir al evento, por el cual pagaron alrededor de 20 euros del precio de la entrada y los gastos de gestión. «No creo tampoco que nos vayan a devolver todo el dinero de las entradas y las camisetas», reconoce Tortosa.

Por su parte, el presidente de la asociación de vecinos de La Punta, Vicente Romeu, lamentó que nadie les avisara del evento. «No ha habido ni participación ni transparencia. Hemos tenido que ir al juzgado para que nos atiendan. No estamos en contra de que hagan paellas, pero sí de la ocupación de espacio público, porque no nos dejan ni aparcar a los vecinos». Romeu agradece la colaboración del alcalde pedáneo y recuerda que otro año ya hubo problemas «porque hubo jóvenes que pasaron por las vías y se cerró la circulación de 30 trenes. Nos gustaría que el Ayuntamiento enseñe qué permisos e informes tenían».

Empresarios de la zona de La Punta aseguraron que «mientras los organizadores hacen el evento privado para ganar miles de euros, a las empresas de la zona nos impiden trabajar porque no pueden acceder nuestros vehículos. Nos crea problemas de lucro cesante y tenemos miedo a las represalias. Falta seguridad», explican.

Paellas universitarias Valencia 2019