El nuevo refugio de animales de Valencia será visitable y tendrá espacio para cerca de 200 mascotas

El nuevo refugio de animales de Valencia será visitable y tendrá espacio para cerca de 200 mascotas
LP

El Consistorio quiere organizar excursiones al centro, que costará 1,4 millones, y estará pegado a Tavernes Blanques

Álex Serrano
ÁLEX SERRANO

El nuevo refugio para animales de Valencia tendrá espacio para cerca de 200 mascotas entre perros y gatos, será visitable y dispondrá de un mirador a la huerta para los felinos. Son algunas de las novedades del proyecto que la concejala de Bienestar Animal, Glòria Tello, ha presentado en el Consistorio. Las instalaciones han sido proyectadas por Mallar Aquitectura y Diseño, costarán 1,4 millones de euros y el plazo de ejecución del refugio de cerca de 2.000 metros cuadrados es de entre 15 y 20 meses.

«Hemos decidido invertir y arreglar el centro de Benimàmet pero no perdíamos de vista que necesitábamos un nuevo centro. El actual se construyó hace años cuando los animales estaban poco tiempo. Pero como ahora tenemos sacrificio cero, desde hace años, hacen falta más metros cuadrados», ha explicado la concejala Tello, que pone en valor que el enclave donde irá el centro «es aislado y privilegiado, rodeado de huerta y con vistas a San Miguel de los Reyes», ha comentado la edil.

LP

El centro tendrá espacio para 115 perros mínimo, que podrán ser más si son más pequeños, que se ubicarán en cuatro pabellones, uno de ellos de aislamiento y cuarentena. Cabrán también 104 gatos. Los felinos estarán en el tercer piso del edificio, con vistas a la huerta, lo que la concejala ha puesto en valor porque esa posibilidad de ver espacios abiertos reduce el estrés de los gatos. Además, todo el centro será visitable, menos la zona de cuarentena, por aquellos que quieran adoptar animales, y habrá una zona de divulgación para visitas escolares.

El nuevo refugio, que ampliará la oferta de Benimàmet, saturado desde hace años, incluirá instalaciones sanitarias como consultas, quirófanos y zona de hospitalización y postoperatorio. Los alojamientos tendrán una separación clara entre perros y gatos: los de perros estarán en la planta baja con amplios espacios y zonas ajardinadas y los gatos en un segundo piso par que puedan ver un espacio mucho más abierto. «También habrá aislamiento térmico y acústico) y la integración con el entorno», ha comentado Tello.

El edificio de tres pisos hace de barrera acústica hacia la zona urbana, a lo que ayudará también la barrera perimetral acústica, ha indicado la concejala. Es uno de los motivos que más ha gustado a la concejalía de Bienestar Animal, porque así se consiguen vencer, ha dicho Tello, las reticencias de Tavernes Blanques. «El partido que siempre se queja decía que había una normativa autonómica que decía que los núcleos zoológicos tienen que estar aislados, pero la normativa se refiere a estar aislado de puertas hacia dentro. Hemos hablado con el Ayuntamiento de Tavernes y les hemos dicho que entendemos que es también una oportunidad para ellos: poder tener no muy lejos del municipio es una posibilidad de concienciar a la gente más joven. Siempre les hemos ofrecido la posibilidad de que los colegios de Tavernes puedan participar en las jornadas de concienciación», ha dicho Tello.

Sobre la municipalización del servicio, la concejala ha explicado que está en licitación la comida, la medicación veterinaria, la gestión de residuos sanitarios, la vigilancia y la recogida de animales en la calle. El personal ya ha entrado al Consistorio: son veterinarios, aunque han pedido dos más, y operarios técnicos, tal como ha desvelado la edil. Cabe recordar que la relación entre Tello y Modepran, adjudicataria del servicio de recogida de animales, no es la mejor después de que la protectora haya criticado la falta de dotación económica por parte del Ayuntamiento y la saturación del centro de Benimàmet, con cerca de 400 animales hacinados donde hay espacio para apenas un centenar.