Los hosteleros critican el abandono municipal de la playa de Pinedo

Playa de Pinedo con la bandera roja./Irene Marsilla
Playa de Pinedo con la bandera roja. / Irene Marsilla

El Ayuntamiento reabre la zona de baño tras dos días cerrada por vertidos y los empresarios piden mayor protección para la zona en temporada alta

I. DOMINGO VALENCIA.

La normalidad regresó ayer a la playa de Pinedo tras dos días cerrada al baño por el vertido de aguas residuales y pluviales registrado en la madrugada del domingo al lunes. La fuerte tormenta caída en Valencia y su área metropolitana en apenas unos minutos desbordó parte de los colectores, como fue el caso del viejo cauce.

Los resultados de los análisis del agua, unido a la desaparición de los malos olores, confirmaron que la calidad del agua era óptima para el baño, por lo que la concejalía de Playas decidió levantar la prohibición a primera hora de la mañana.

Sin embargo, esta situación generó críticas de los hosteleros, que lamentaron «el abandono» por parte del Ayuntamiento de esta playa, que forma parte del parque natural de la Albufera. «Los vertidos y olores no son nuevos y, sin embargo, no se hace nada para dotar de mayor protección la zona», señaló el presidente de la Asociación de Restaurantes de Valencia, José Palacios.

De ahí que reclamara «un mayor esfuerzo» en el control de la depuradora «para evitar los vertidos que provocan el deterioro de la playa y dañan la imagen turística». Palacios reconoció que durante los dos días de restricción al baño los hosteleros habían registrado una pérdida de clientes y reservas. «No se puede presumir de banderas azules y luego tener una infraestructura que genera problemas», criticó el representantes de los restaurantes.

El estado de las aguas en Pinedo no es el único problema pues Palacios, que forma parte de la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV), también denunció otros aspectos que el Consistorio no ataja «en plena temporada alta» como los botellones, la presencia de gorrillas «que provocan en ocasiones situaciones de tensión con los clientes que quieren aparcar sus vehículos» y las decenas de personas «que montan mesas y sillas en pleno paseo marítimo para comer o cenar acompañados muchas veces de altavoces con música a niveles muy altos».

Por su parte, desde el grupo municipal de Ciudadanos, su portavoz, Fernando Giner, anunció que preguntarán en el próximo pleno «si con una adecuada planificación se podría haber evitado el cierre de la playa de Pinedo». Además, el concejal Chema Bravo añadió que también solicitarán el número de analíticas y apuntó que la planta «está al límite de su capacidad por lo que habrá que plantear una solución para evitar los vertidos incontrolados».

Sobre las críticas del PP a su gestión, la concejala de Playas, Pilar Soriano, apuntó que hablan desde «el desconocimiento» y recordó «el saqueo que llevó a cabo el PP de Valencia en la depuradora».

Más

Fotos

Vídeos