El juez decreta prisión sin fianza para el detenido por la muerte del activista LGTB

El juez decreta prisión sin fianza para el detenido por la muerte del activista LGTB

El presunto homicida de Fernando Lumbreras es un joven que tenía u único antecedente policial en España

LAS PROVINCIAS

El Juzgado de Instrucción número 13 de Valencia, que está en funciones de guardia, ha ordenado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del hombre detenido por la muerte del activista LGTB Fernando Lumbreras.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia valenciano, el juzgado ha dictado este sábado un auto por el que ordena el ingreso en prisión del presunto autor del crimen de Lumbreras, quien el pasado mes de diciembre fue hallado muerto en su casa de Valencia con evidentes signos de violencia.

El hombre fue detenido este jueves por la Policía Nacional y esta mañana había pasado a disposición judicial. El caso permanece bajo secreto del sumario y continúan las investigaciones para el total esclarecimiento de los hechos.

Mes y medio después del terrible crimen de Fernando Lumbreras, fundador de Lambda y defensor histórico de los derechos del colectivo LGTBI, el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional ha detenido a un sospechoso: un joven georgiano de 23 años con un antecedente policial en España. El individuo fue interrogado durante el jueves por la mañana como presunto autor del homicidio tras ser detenido en el barrio de Ruzafa.

La inspección que realizó la Policía Científica en la escena del crimen fue clave para identificar al sospechoso. El juez instructor del caso ha decretado el secreto de sumario y el mutismo ayer era máximo. Ni siquiera la familia contaba con información precisa sobre el posible móvil del asesinato o la vinculación del arrestado con Lumbreras. «Soy la última persona que va a saber algo», declaró a LAS PROVINCIAS la hermana de la víctima sin querer hacer más declaraciones.

La Jefatura Superior de Policía tampoco ha aclarado la relación entre del detenido y la víctima. Según insistieron fuentes policiales a este diario, continúan las investigaciones para esclarecer lo sucedido, aunque la policía descarta que se trate de un caso de homofobia.

El cuerpo de Lumbreras fue localizado el 5 de diciembre del pasado año, en su casa de la calle Julián Peña de Valencia. Tenía las manos atadas a la espalda y estaba boca abajo sobre la cama, con sangre alrededor y señales de haber sido golpeado. Además, presentaba signos de asfixia.

El crimen sobrevino tras un encuentro con el sospechoso en el que la puerta de la vivienda no fue forzada, lo que llevó a suponer desde el principio que esperaba o conocía al detenido y le abrió la puerta. A partir de ahí, las gestiones policiales se centraron en reconstruir las últimas horas de vida de Lumbreras, los objetos revueltos en su vivienda, su actividad telefónica y en internet y los movimientos de personas en torno al domicilio. Con todo ello se logró identificar y localizar al joven georgiano como principal sospechoso