Fallece el criminólogo del caso Alcàsser Juan Ignacio Blanco

Juan Ignacio Blanco, en una foto de archivo. /Vicente Martínez
Juan Ignacio Blanco, en una foto de archivo. / Vicente Martínez

El también periodista, de 63 años, acompañó al padre de Miriam a varios programas televisivos para defender su teoría de la conspiración

E.S.

El periodista y criminólogo Juan Ignacio Blanco ha fallecido a los 63 años tras una larga enfermedad. Blanco se hizo popular por sus apariciones televisivas y sus polémicas teorías sobre el caso de las tres niñas de Alcàsser, Míriam, Toñi y Desirée, secuestradas, violadas y asesinadas en noviembre de 1992.

El criminólogo Carlos G. Barret anunció la muerte del polémico investigador a través de su perfil en Facebook, quien ha transmitido su «más sentido pésame a la familia» del periodista. Además, señaló que Juan Ignacio Blanco fue «el que más profundizó en la búsqueda de la verdad» sobre el caso de las niñas de Alcàsser.

La popularidad de este periodista data de sus intervenciones en programas de televisión junto Fernando García, padre de Míriam, una de las tres niñas, durante la década de los noventa. Fue entonces cuando juntos elaboraron una teoría alternativa a la que barajaba la policial. En ella sostenían que el crimen había formado parte de la grabación de una película snuff, implicaban a personas de las altas esferas tanto de la política como de la sociedad española y señalaban a Antonio Anglés y Miquel Ricart como meras cabezas de turco de estos poderosos.

Años más tarde, en 1998, Juan Ignacio Blanco explicó esta teoría en el libro '¿Qué pasó en Alcácer?', publicación que acabó secuestrado judicialmente tres meses después de su publicación ya que la madre de Desirée, otra de las niñas, denunció que en las páginas del libro aparecían imágenes de las autopsias sin su consentimiento. Los cuerpos de Miriam García, Toñi Gómez y Desirée Hernández, las niñas de Alcàsser de 14 y 15 años que desaparecieron en noviembre de 1992, fueron encontrados tres meses después, el 27 de enero de 1993 enterrados en el paraje de La Romana. Por el triple secuestro, violación y asesinato fue condenado a 170 años de cárcel Miguel Ricart, que salió de prisión en 2013. El otro considerado autor de este suceso, Antonio Anglés, huyó y figura en paradero desconocido desde entonces. Hace una década fue juzgado junto a Fernando García por delitos de injurias y calumnias tras las declaraciones vertidas en el programa que Canal 9 dedicó al seguimiento del juicio en el año 1997.

Caso Alcàsser