¿Cómo murió Laura Luelmo? La autopsia de la joven de Zamora asesinada en Huelva

¿Cómo murió Laura Luelmo? La autopsia de la joven de Zamora asesinada en Huelva

La profesora desaparecida en Huelva fue asesinada

LAS PROVINCIAS
LAS PROVINCIAS

Laura Luelmo murió asesinada. El cadáver de Laura presentaba heridas defensivas, con lo que es probable que puedan extraer pruebas genéticas que incriminen a su asesino, que ha confesado ante la Guardia Civil.

El cuerpo encontrado en el barranco de La Mimbrera, según la autopsia, presentaba un gran golpe en la cabeza con un objeto contundente que provocó la muerte entre el 14 y el 15 de diciembre, dos o tres días después de su desaparición. La Guardia Civil desconoce, por el momento, si en ese intervalo de tiempo estuvo secuestrada o abandonada en el barranco. La chica, además, tenía hematomas en el cuello, compatibles con el estrangulamiento. Si Laura sufrió abusos sexuales solo la determinará el informe forense definitivo. El cadáver, totalmente desfigurado, se halló boca abajo, semidesnudo, maniatado por la espalda y oculto bajo una jaras.

Más información de Bernardo Montoya

Móvil y cartera

En La Mimbrera, los agentes del ECIO (Equipo inspecciones oculares de Criminalística) no han encontrado, por el momento, ni el móvil ni la cartera ni las llaves con las que Laura salió a correr, lo que hace pensar a los investigadores que la joven profesora fue asesinada en otro lugar y, posteriormente, trasladada hasta el abrupto paraje donde se encontró su cadáver. Los funcionarios ya tienen en su poder el Alfa Romero de color negro que conducía Bernardo Montoya para comparar sus neumáticos con las huellas halladas en el camino de tierra que conduce al barranco.

El hecho de que la última señal del móvil de la chica fuera captada a las 20 horas del miércoles de la pasada semana por una antena a 9 kilómetros al norte de El Campillo, muy alejada de La Mimbrera, abona la tesis de que Laura Luelmo fue asesinada en otro lugar y luego llevada en un vehículo hasta el barranco.

El cadáver de la joven zamorana Laura Luelmo presenta un golpe en la cabeza y signos de violencia en el cuello, aunque por el momento, y a la espera de los resultados de la autopsia que ya se está practicando en el Instituto Anatómico Forense de Huelva, se desconoce cuál fue la causa de la muerte.

Laura Luelmo habría intentado defenderse de su asesino. Así lo confirman fuentes de la investigación que, a la espera de los resultados de la autopsia, avanzan que el cadáver de la joven profesora zamorana encontrado ayer en un barranco de la localidad onubense de Zalamea la Real presentaba aparentes heridas defensivas, compatibles con un posible forcejeo con su agresor. El cuerpo de la chica de 26 años, asimismo, presentaba marcas en el cuello, también compatibles con un intento de estrangulamiento, aunque siempre será la autopsia la que determine la causa real de su muerte y sin Laura fue asesinada en las inmediaciones de donde se halló su cadáver o si el cuerpo ya sin vida fue trasladado al barranco de La Mimbrera.

La Guardia Civil apuntaba hace días como principal hipótesis que Laura Luelmo Hernández, la profesora zamorana de 26 años desaparecida en la serranía de Huelva la tarde del miércoles de la pasada cuando salió a correr, fue asesinada. Su cuerpo apareció este lunes oculto en un barranco a cuatro kilómetros de la localidad en la que residía (El Campillo) desde hace solo unos días y a la que se había trasladado para dar clase como sustituta en un instituto cercano.

Según los operativos, la zona donde se halló el cadáver, en modo alguno, es apta para correr, lo que abonaría la tesis de que la joven llevada allí de forma forzada.

El cadáver de Laura Luelmo fue encontrado este lunes 17 de diciembre de 2018. El cuerpo sin vida de la profesora que había desaparecido en El Campillo (Huelva), ha sido encontrado, por un vecino, oculto en un barranco a cuatro kilómetros de la localidad en la que residía (El Campillo), en Zalamea la Real, un municipio onubense de poco más de 3.000 habitantes situado cuatro kilómetros al suroeste de El Campillo. La joven, de 26 años, despareció el miércoles 12 de diciembre cuando salió a correr, por lo que la Guardia Civil sospecha que se podría tratar de un asesinato por diferentes motivos.

Según los últimos datos facilitados por la Guardia Civil apuntan que la ropa de Laura ha aparecido «revuelta y descolocada» y escondida entre unos matorrales junto a una acequia. La muerte de la chica se habría producido hace «varios días», probablemente el mismo miércoles

La abrupta zona en la que se ha encontrado el cadáver no es área en la que se pueda realizar running, la práctica deportiva que iba practicar la chica de 26 años cuando abandonó su domicilio a las 16:00 horas del pasado miércoles. Además, Laura tenía una vida «totalmente estable», con una carrera profesional en ciernes, con una relación sentimental «igualmente estable» y sin problemas familiares ni sociales de ningún tipo. «Ni un solo motivo para desaparecer voluntariamente», insisten desde las Guardia Civil.

La última señal emitida de su móvil, sobre las 20:00 horas, fue detectada por una antena ubicada a nueve kilómetros al norte del pueblo, cuando una de las aplicaciones de su aparato, probablemente el Whatsapp, emitió por última vez. No obstante, el hecho de que se trate de una zona rural, con pocas antenas y en una zona bastante montañosa, ha dificultado a los especialistas determinar el lugar exacto en el que se encontraba el teléfono en esa última conexión.

Más información de Laura Luelmo

Laura Luelmo llegó hace solo unos días a El Campillo (2.000 habitantes, en la comarca minera de Huelva) procedente de Zamora. Se incorporó a dar clases como profesora interina de educación plástica el 4 de diciembre en el instituto de secundaria Francisco Vázquez Díaz, del vecino pueblo de Nerva.

Más información

 

Fotos

Vídeos