Un joven de Alicante de 26 años muere de forma repentina en la Feria de Málaga

Un furgón de la Policía en una concurrida calle del real de la Feria de Málaga./FRANCIS SILVA
Un furgón de la Policía en una concurrida calle del real de la Feria de Málaga. / FRANCIS SILVA

El fallecido se comportaba «de forma violenta y estaba fuera de sí»

JUAN CANO y ALVARO FRÍAS

Un joven de 26 años y vecino de Alicante ha fallecido esta madrugada en el Real de la Feria de Málaga. Al parecer se encontraba fuera de sí cuando han actuado los servicios de emergencias, según ha indicado el concejal de Seguridad del Ayuntamiento, Mario Cortés.

Los hechos se han registrado a las 05.00 horas en la calle Peñista Rafael Fuentes del recinto situado en Cortijo de Torres. Entonces era requerida una patrulla de la Policía Local de Málaga, que patrullaba por la zona, por un grupo de ciudadanos, quienes informaron de que en las inmediaciones había un chico tirado en el suelo y convulsionando, , causándose daños a sí mismo cuando impactaba contra el suelo.

El concejal de Seguridad del Ayuntamiento ha explicado que los agentes acudieron rápidamente al lugar de los hechos e intentaron sujetar al joven, que «estaba fuera de sí». Sin embargo, ha apuntado que fueron incapaces de inmovilizarlo.

Al parecer, el joven estaba en una caseta y se comportaba «de forma violenta, estaba fuera de sí y haciendo movimientos bruscos» , reiteraron fuentes policiales.

Por ello, solicitaron refuerzos y acudieron agentes de la Policía Local y Nacional. El concejal ha indicado que, finalmente, entre todos consiguieron inmovilizarle. También acudió a la zona una ambulancia que trasladó al joven hasta el hospital de campaña instalado en la entrada del real, donde fue asistido por el médico de guardia, en este caso perteneciente al Real Cuerpo de Bomberos.

Cortés ha informado de que el joven entró en parada cardiorespiratoria. Pese a los intentos por reanimarlo, siempre según ha explicado, el chico acabó falleciendo minutos más tarde.

Hasta el lugar de los hechos se desplazó una comitiva judicial y se procedió al levantamiento del cadáver, que ha sido trasladado hasta el Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga para practicarle la autopsia.

Durante el estudio del cadáver, entre otros aspectos, se analizará si el joven consumió sustancias estupefacientes, que podrían explicar el elevado estado de excitación del joven, tal y como sospechan los agentes que intervinieron.

El Cuerpo Nacional de Policía, que ha abierto una investigación para esclarecer lo ocurrido, ya está a la espera de los resultados de la autopsia mientras busca otros testigos que arrojen algo de luz sobre lo ocurrido.

Fotos

Vídeos